Reserva de crecimiento

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

España ha comprobado la gran oportunidad de crecimiento económico y la posibilidad de incrementar las inversiones en los nuevos mercados emergentes de América Latina. Y es que según un estudio, el 80% de las empresas españolas con presencia en Latinoamérica aumentarán su actividad en 2011. Brasil, México y Perú son los países donde más invierte España. El coto asiático está difícil. Las empresas españolas quieren cazar en América Latina. España ha comprobado la gran oportunidad de crecimiento económico y la posibilidad de incrementar las inversiones en los nuevos mercados emergentes de América Latina. Y es que según un estudio, el 80% de las empresas españolas con presencia en Latinoamérica aumentarán su actividad en 2011. Brasil, México y Perú son los países donde más invierte España. El coto asiático está difícil. Las empresas españolas quieren cazar en América Latina.

Según señala el IV Informe Bussiness School-Kreab Gavin Andersen en función de la opinión de 24 de las 41 grandes empresas con presencia en este mercado, el 80% de las empresas españolas con intereses en Latinoamérica aumentarán su actividad en estos países durante el próximo año, al considerar que la evolución económica de la región será muy positiva.

Además, y en función de estas previsiones, el estudio muestra cómo las empresas españolas focalizan su inversión en determinados países. En concreto, un 75% de los encuestados afirma que aumentará su presencia comercial en Brasil, un 54% apuesta por México y un 50% por Colombia y Perú, al considerar que estos países ofrecen una ventaja competitiva, sobre todo, en lo que respecta al mercado interno.

Respecto a los países peor considerados por las compañías nacionales, el análisis destaca Venezuela y Argentina, como aquellos en que los inversores ven mayores amenazas y riesgos relacionados con la inestabilidad política, económica, jurídica e incluso ciudadana debido a las acciones terroristas.

Los Príncipes de Asturias y varios ministros españoles han visitado recientemente tierras latinoamericanas con el fin de fortalecer las relaciones bilaterales. La diplomacia española está convencida de que hay potencial para multiplicar en breve la balanza comercial, sobre todo cuando entre en vigor el acuerdo comercial que se firmó en la última cumbre UE-Latinoamérica celebrada en Madrid y que servirá de catalizador.

El secretario de Comercio Exterior de España, Alfredo Bonet, que viajó estos días a la ciudad argentina de Mar de Plata para participar en el sexto foro empresarial iberoamericano, comentó que pese a las dificultades económicas de España, las exportaciones a América Latina han crecido y las inversiones de las empresas españolas en la región siguen en expansión.

Las grandes empresas españolas fueron unánimes en su apuesta por Latinoamérica, que ha dejado de ser una aventura incierta para convertirse en el lugar donde hay que invertir para compensar los riesgos de la crisis en Europa. Telefónica, Santander, BBVA, Endesa y Gas Natural destacaron la mayor capacidad de recuperación y de resistencia que ha tenido esta zona frente al resto.

América Latina aporta ya el 63,6% de los clientes de Telefónica. La operadora prevé llegar a 2012 con 210 millones de accesos en la zona. En cuanto a la banca, el 50% de los resultados de BBVA ya proceden de países iberoamericanos. Ahora está en 12 países, con 26 millones de clientes y 3.400 oficinas. La entidad invertirá 400 millones hasta 2021 en proyectos de educación en la zona.

Gas Natural Fenosa, compañía eléctrica española, prevé invertir 4.200 millones de dólares (3.000 millones de euros) en Latinoamérica hasta 2014. Los países iberoamericanos suponen ya el 30% del beneficio bruto de explotación de la compañía.

La Ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación española, Trinidad Jiménez, realizó hace pocas semanas una pequeña gira de tres días por Bolivia y Ecuador. En la visita, la ministra se entrevistó con los mandatarios de ambos países, Evo Morales y Rafael Correa, a los que les informó de su intención de promover nuevas inversiones de empresas españolas.

Además, la ministra también se interesó por el ámbito político, que pretende analizar y estrechar las relaciones entre España y los países latinoamericanos. Desde que Trinidad Jiménez asumió su cargo como titular de Exteriores el pasado 20 de octubre fue la primera gira que realizó por Latinoamérica. No obstante, se trata de la primera visita de un ministro de Asuntos Exteriores español desde noviembre de 2003 al país que dirige Evo Morales.

A su vez, el Ministro de Industria, Comercio y Turismo de España, Miguel Sebastián, viajó a Panamá, donde afirmó que la apuesta inversora por Latinoamérica que han hecho las empresas españolas en las últimas décadas ha sido un éxito y que la ampliación del Canal de Panamá es muestra de ello. Y es que en los últimos años las inversiones españolas en Panamá han alcanzado los 3.000 millones de dólares (2.250), en los sectores energético, hotelero, turístico, de construcción, de finanzas y de comercio.

El Presidente de Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, tenía previsto viajar durante estos días a Bolivia para suscribir acuerdos de nuevas inversiones con el presidente del país, Evo Morales. Sin embargo, Zapatero suspendió la visita por razones políticas y económicas españolas.

El Gobierno español ve en Bolivia una asignatura pendiente, al ser un mercado con amplias posibilidades en sectores como los hidrocarburos, las energías renovables, la minería o la construcción, según fuentes de Exteriores.

España es el primer donante de ayuda al desarrollo en Bolivia. Tras la reciente visita de Jiménez, la ministra anunció que el país español destinará a Bolivia 445 millones de dólares (333 millones de euros) para proyectos de cooperación durante el período 2011-2015.

Los Príncipes de Asturias también visitaron hace poco los países andinos con el fin de reforzar las óptimas relaciones entre España y Perú. El objetivo del viaje fue el de impulsar las cooperación en construcción, infraestructuras, medio ambiente y energías renovables. Latinoamérica se ha convertido en lugar de referencia para España, por lo que posteriormente visitarán Ecuador y Colombia con la misma intención.

A lo largo de esta década, numerosas empresas españolas han visto en América Latina las oportunidades de negocio que genera el continente, es por ello que diferentes personalidades de España se están involucrando con tanto empeño en reforzar y estrechar las relaciones políticas y económicas con la región latinoamericana.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA