En 2011 también

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los organismos que emiten informes de previsiones para Latinoamérica son de distinta naturaleza, pero todos parecen estar de acuerdo. 2011 seguirá siendo un buen año para el subcontinente y las cifras, reducción del desempleo, crecimiento del PIB del 4,2% y continuidad en la recuperación del turismo, parecen certificarlo. Vendrá a unirse a 2010, año en el que parece que la suerte de las economías de América Latina se desvincula por fin de las viejas potencias. Los organismos que emiten informes de previsiones para Latinoamérica son de distinta naturaleza, pero todos parecen estar de acuerdo. 2011 seguirá siendo un buen año para el subcontinente y las cifras, reducción del desempleo, crecimiento del PIB del 4,2% y continuidad en la recuperación del turismo, parecen certificarlo. Vendrá a unirse a 2010, año en el que parece que la suerte de las economías de América Latina se desvincula por fin de las viejas potencias.

El último informe sobre la economía mundial presentado por Naciones Unidas en Ciudad de México y Ginebra (Suiza) prevé que América Latina crecerá en 2011 un 4,1% y un 4,5% en 2012, sensiblemente por debajo del 5,6% de 2010. La previsión para la primera economía de la región, Brasil, es de una expansión del 4,5% y un 5,2% en 2011 y 2012. Cifras sensiblemente inferiores al 7,6% de 2010. La segunda, México, verá crecer su Producto Interno Bruto en un 3,4% en 2011 y un 3,5% en 2012, algo menos que el 5% que se calcula creció en 2010.

También el Banco Mundial se ha unido a las buenas previsiones pero, como la ONU, ve un cierto frenazo en las economías del subcontinente, teniendo en cuenta que los países desarrollados siguen sin recuperarse del todo y no parece que este año vaya a ser definitivo. La previsión del BM es incluso un 0,1% inferior a la de a ONU y se situa en el 4%.

Pòr su parte, la OIT estima que la reactivación económica mostrada por la mayoría de los países de América Latina y el Caribe durante 2010 permitió que el desempleo en la región bajara 0,6 puntos porcentuales y se espera un descenso adicional de entre 0,2 y 0,4 puntos en 2011. El documento indica que esta reactivación ha incentivado la generación de empleo formal, el aumento de la tasa de ocupación, el descenso del desempleo y la subida moderada de los salarios reales. Sin embargo, advierte que el desempeño de los países y subregiones ha sido muy desigual.

Mientras países desarrollados como España son golpeados por el desempleo, que a finales de 2010 dejaba una tasa cercana al 20%, lo cierto es que la evolución ha sido contraria en el subcontinente. La mayoría de los países han mejorado sustancialmente los datos con los que cerraron 2009 y, según las previsiones, seguirán haciéndolo hasta mitad de 2011.

Los datos son sorprendentes si se comparan con el año 2003, no tan lejano en el tiempo. Países como Argentina o Colombia contaban con tasas de paro del 21,5% y 17,4% respectivamente, mientras que han cerrado el año, según los datos aportados por los institutos de estadísticas nacionales, con el 7,4% y el 10,8%. Se trata de una mejora que, lejos de ser estacionaria, los expertos consideran que se mantendrá en el tiempo.

Pero la tendencia se ha repetido en la mayoría de los países del subcontinente, que han mejorado sus datos con relación a 2009. Ecuador, que partía, a comienzos de 2010, con una tasa de 7,9%, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), lo ha cerrado con un 6,1%. El retorno de gran cantidad de inmigrantes que habían abandonado el país durante la crisis de principios de siglo, están regresando paulatinamente.

Brasil es el mejor ejemplo del paradigma latinoamericano. Como motor de creciiento de la región, el país carioca ha crecido hasta situarse entre las 8 economías de mayor peso del mundo, algo que le ha valido buenos datos en cuanto a desempleo se refiere. A la finalización de 2010, Brasil registraba la cifra más baja de paro de su historia, situándose en el 5,7% y muy por debajo del 8,5% con el que finalizó 2009 según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

También México, la segunda economía latinoamericana, ha registrado buenos datos de paro. Pese a los problemas económicos y el crecimiento de la pobreza, el país azteca rebajaba el dato de 2009, del 6,2%, hasta el 4,8% a finales de 2010. Sin embargo, el dato esconde una creciente rebaja de sueldos y de dificultades para los trabajadores. Tras la subida de la gasolina a comienzos de año, se ha registrado un incremento en el empeño de bienes por parte de la población.

Uruguay, que busca desde hace años retornar a su posición de Suiza latinoamericana, es otro buen ejemplo de lo que se puede hacer con políticas económica correctas. Pese a que el año ha estado marcado por trifulcas entre sectores económicos y el Gobierno de José Mujica, lo cierto es que los datos de paro hablan de la creciente posibilidad de encontrar trabajo en el país. El descenso de más de un 1,2%, desde el 7,3% hasta el 6,1% de este año, refleja el nuevo contexto.

Por último, Venezuela ha cerrado el año, según datos del INE, con una tasa de desempleo del 6,5%, inferior al 6,6% del 2009. Chile por su parte lo ha hecho con un 7,1%, peor dato del esperado por los analistas, que confiaban que en que la buena situación de la economía del país tiraría del empleo.

Pero el turismo es un buen ejemplo de que 2010 ha sido un buen año para America Latina. El crecimiento del turismo con destino en los países emergentes, ha tenido en Brasil su principal exponente en América Latina. Con un incremento de 52% con respecto a 2009, el país presidido por Dilma Rousseff lidera los datos de llegada. Contando con América del Norte, en 2010 el continente recibió la visita de más de 151 millones de turistas, lo que le sitúa en la tercera plaza detrás de Asia y Europa y le otorga posibilidades para un crecimiento exponencial.

Prueba de esta posibilidad, es la pretensión de Ecuador de convertir esta actividad en su principal fuente de ingresos. Su ministro de Turismo, Freddy Ehlers Zurita, que se encuentra de visita en España coincidiendo con la Feria Fitur, ha anunciado un crecimiento del 8% en las visitas a su país con respecto a 2009, algo que achaca a la gran biodiversidad con la que cuenta Ecuador. El país gobernado por Rafael Correa busca estos días inversores internacionales que acudan a invertir en el sector.

Pero es Brasil quien ha liderado el crecimiento, porcentualmente, en el mundo. Las llegadas al país de Lula da Silva se elevaron en 2010 un 52% con respecto a 2009. Un dato, el de desembarques de pasajeros de avión habla por si solo. En el país carioca, además de la llegada de pasajeros de vuelos internacionales, que subió un 20,83% hasta los 6,4 millones, se registra un creciente tráfico aéreo interno que en 2010 movió 56 millones de pasajeros, un 20,82% más que en 2009.

También Argentina logró atraer un 20% más de turistas que en 2009. Según las proyecciones estatales, más de 5,17 millones de turistas visitaron el país en el año que finaliza frente a los 4,31 millones que lo hicieron en 2009. Según esas mismas previsiones, los turistas que acudieron a Argentina en 2009 gastaron 839 millones de dólares. Las autoridades esperan un incremento de casi un 24% del gasto este año.

A nivel global, la OIT estima que 151 millones de personas visitaron las Américas en 2010, lo que representa un 8% más que en 2009, cuando se produjo una caida “provocada por las dificultades económicas sufridas en América del Norte y el impacto del brote de gripe A (H1N1). El retorno del crecimiento a la economía de EE.UU. ha ayudado a mejorar los resultados de la región en su conjunto, al igual que la creciente integración regional en América Central y del Sur, así como la vitalidad de las economías latinoamericanas. El mayor crecimiento se registró en América del Sur (+10%).”

La OIT añade que “América del Norte y del Sur y Europa occidental, compensaron totalmente las pérdidas anteriores (finales de 2008 y todo el 2009) y lograron niveles iguales e incluso superiores a la situación previa a la crisis. El Caribe y América Central han apenas recuperado los niveles de 2008.”

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA