Cada vez más cerca

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Ricardo Martinelli, presidente de Panamá, ha dado un paso más para acercarse a su objetivo: que la nación este fuera de la lista gris de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) el año próximo, once después de haber sido perjudicada con este dudoso honor. Para conseguirlo, necesita firmar 12 convenios para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal con otros tantos estados. Ricardo Martinelli, presidente de Panamá, ha dado un paso más para acercarse a su objetivo: que la nación este fuera de la lista gris de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) el año próximo, once después de haber sido perjudicada con este dudoso honor. Para conseguirlo, necesita firmar 12 convenios para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal con otros tantos estados.

Esto es lo que recomendó al país que preside Martinelli la OCDE el pasado mes de enero. Panamá tiene que suscribier tratados de doble tributación con al menos doce países para salir de esta lista gris de paraísos fiscales. Esta denominación se refiere a estados que han manifestado su compromiso de transparentar sus sistemas fiscales pero no han adoptado las medidas pertinentes. En efecto, fue en el año 2002 cuando Panamá se comprometió con la organización internacional a aumentar su transparencia fiscal.

El último logro panameño para dejar de ser considerado un paraíso fiscal ha sido la negociación de un tratado con España. El gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha aprobado remitir al Congreso un acuerdo firmado entre España y Panamá con el fin de mejorar las relaciones jurídicas entre ambos países y otorgar un marco de mayor seguridad jurídica.

El acuerdo entre España y Panamá evitará la doble imposición en materia de impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio y prevendrá la evasión fiscal. Dicho convenio tiene por objeto posibilitar un tratamiento tributario adecuado a las circunstancias de los quienes desarrollen actividades económicas en el ámbito internacional. También proporcionará un marco de seguridad jurídica y fiscal que favorecerá los intercambios económicos y facilitará la cooperación entre las autoridades fiscales en el desempeño de sus funciones.

El convenio afectará a las personas residentes de uno o de ambos Estados respecto a los impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio, así como el impuesto sobre sociedades. En el mismo se incluyen también una serie de disposiciones que se refieren a la no discriminación, a la utilización de un procedimiento amistoso en caso de controversias, al intercambio de información entre las autoridades competentes de ambos Estados y al régimen especial de los miembros diplomáticos y de oficinas consulares.

España ha sido el noveno país en firmar un acuerdo de este tipo. El país europeo accedió a la petición panameña en virtud de la buena relación entre ambos países y al ofrecimiento de Panamá de facilitar la información fiscal que requiera el Gobierno español. Además, en el país caribeño hay una importante presencia un buen número de compañías españolas.

En efecto, Panamá cuenta en su territorio con una gran cantidad de empresas españolas que operan en los sectores estratégicos de la economía del país, como el turismo, la sanidad o las infraestructuras. Además, un consorcio español se ha adjudicado recientemente el diseño y construcción del tercer juego de esclusas previsto para la ampliación del Canal de Panamá.

Por otra parte, a principios de diciembre el secretario del Tesoro de EEUU, Tim Geithner, y el vicepresidente y ministro de Exteriores de Panamá, Juan Carlos Varela, firmaron otro acuerdo de este tipo, que permitirá a los dos países pedir información el uno del otro sobre todos los tipos de impuestos nacionales.

Si bien las autoridades estadounidenses han estudiado detalladamente dicho convenio porque su legislación no permite la firma de tratados para evitar la doble tributación con países que organizan su fiscalidad de manera territorial (como es el caso de Panamá), finalmente el acuerdo fue ratificado y entrará en vigor a finales de 2011. A partir de esta fecha, EEUU tendrá acceso a la información que necesita para hacer cumplir sus leyes fiscales, lo que incluye datos relacionados con cuentas bancarias en Panamá.

Además, el día 6 de diciembre entró en vigor un tercer acuerdo con México. Dicho convenio fue suscrito el pasado mes de febrero en el marco de la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, entre el presidente panameño, Ricardo Martinelli, y el secretario de Hacienda de México, Ernesto Cordero.

De esta forma, Panamá ya ha suscrito acuerdos con España, EEUU, México, Holanda, Portugal, Luxemburgo, Qatar, Singapur, Corea del Sur, Barbados, Italia y Francia. Además, también negocia con irlanda y espera hacerlo con la República Checa. De esta forma, Ricardo Martinelli se acerca cada vez más a su meta de dejar de ser considerado como un paraíso fiscal por la OCDE. El mandatario quiere estar fuera de esta lista gris a principios del año que viene.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA