Adios a la crisis

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

En algunos países de Latinoamérica, la crisis económica global podría empezar a remitir. La tempestad parece haber pasado en naciones como Brasil o Chile, cuyas autoridades ya piensan en el futuro y se preocupan del posible repunte de los precios. La reciente subida de 25 puntos básicos aplicada por el Banco Central chileno en los tipos de interés de referencia, que han quedado situado en el 2,75%, es un signo de que en el país presidido por Sebastián Piñera “empieza a preocupar la inflación”, como ha señalado a AméricaEconómica.com, el analista Luis Flores, de IXE. La crisis parece que amaina en ciertos países de Latinoamérica. Naciones como Brasil o Chile empiezan a dar señales de haber pasado ya la tempestad y empiezan a pensar en el futuro. La subida del tipo de interés de referencia de 25 puntos base, hasta 2,75%, que ha implantado el Banco Central chileno es un signo de que el país presidido por Sebastián Piñera ya está “saliendo de la crisis al tiempo que previene una aumento de la inflación”, como ha señalado Luis Flores, de IXE, a AméricaEconómica.com.

Chile y Brasil encabezan la nueva realidad económica. La crisis financiera del año 2008 parece que finaliza en estos países, donde comienzan a aflorar signos que indican el principio del fin de una historia que ha mantenido en vilo a todo el mundo durante ya tres años.

La retirada de los estímulos económicos, la falta de apetito por la entrada de capitales financieros y la subida de la tasa de interés son las señales que, los analistas, sirven como muestra de la salida de la crisis de ciertos países de la región.

La última noticia al respecto ha surgido del Banco Central chileno. En su reunión mensual de política monetaria, el Consejo del banco ha acordado aumentar la tasa de interés de política monetaria en 25 puntos base, hasta 2,27% anual, según el comunicado publicado en la web del Banco Central.

Pero antes Brasil ya había actuado en su mercado monetario. El aumento de su impuesto de las inversiones extranjeras, que en un solo mes pasó del 2% al 6%- un aumento del 200%- es otro síntoma de que dichos países dejan de interesarse por la entrada de capitales financieros, además de por las consecuencias en su moneda. Hay que destacar que la ‘guerra de divisas’ también es otro factor decisivo en esta acción.

Para entender esta situación, como señalan los observadores internacionales, hay que pensar que en la crisis, estos países han sido los ‘ganadores’. La estabilidad de las cuentas públicas en Chile, y en Brasil, la importancia del mercado interno y el desarrollo de sus empresas en el extranjero han sido factores clave que actualmente posean esta posición privilegiada.

Además, hay otros asuntos clave como el avance conseguido a la hora de facilitar la entrada de empresas extranjeras en su territorio, ya sea a través de garantías financieras a largo plazo, la apertura de sus economías o las facilidades a la hora de exportar, según los analistas consultados. No obstante, el aumento de la mano de obra cualificada y de las clases medias también han sido decisivos en los ‘cambios de imagen’ de Chile y Brasil.

Ahora toca parar a pensar y planificar el futuro, que parece que es lo que están haciendo ambas potencias latinas. Los analistas prevén una continuidad en el modelo de Chile, al mismo tiempo que surgen las dudas sobre que sucederá en Brasil tras las próximas elecciones.

Lo que sí sabemos es que por ahora, Chile y Brasil, comienzan a pensar en otros asuntos más importantes, los cuales ya no están relacionados con la crisis. Es más, ellos ya están pensando que va a pasar ahora que ya la han sorteado.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA