La siderurgia en Sudamérica

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Para el año 2011, se prevé que la demanda mundial de acero crecerá un 5,3 por ciento hasta alcanzar los 1,340 millones de toneladas. En lo que atañe a Centro y Sudamérica, el consumo aparente de acero registro una caída del 23,6 por ciento en 2009, pero la demanda regional retorna con fuerza gracias a las exportaciones y a la renovación de los flujos de capital. El consumo aparente de acero en la región crecerá un 28,2 por ciento a lo largo de este año, gracias a la fuerte recuperación del orden de un 34,6 por ciento en Brasil. Para el año 2011, se prevé que la demanda mundial de acero crecerá un 5,3 por ciento hasta alcanzar los 1,340 millones de toneladas. En lo que atañe a Centro y Sudamérica, el consumo aparente de acero registro una caída del 23,6 por ciento en 2009, pero la demanda regional retorna con fuerza gracias a las exportaciones y a la renovación de los flujos de capital. El consumo aparente de acero en la región crecerá un 28,2 por ciento a lo largo de este año, gracias a la fuerte recuperación del orden de un 34,6 por ciento en Brasil.

La Asociación Mundial del Acero (Worldsteel) ha previsto una recuperación del 13,1 por ciento en Argentina para el presente año. La firma Ternium, del grupo argentino Techint, ha cerrado un acuerdo de asociación con la empresa japonesa Nippon Steel, para construir una planta de láminas de acero. La fábrica demandara una inversión de 300 millones de dólares. El inicio de las operaciones está programado para el año 2013. La empresa conjunta operara bajo el nombre de Tenigal y estará controlada por Ternium, con un 51 por ciento de las acciones, y el resto por Nippon Steel.

Aunque las previsiones para el presente año son mejores de lo esperado, todavía es preciso ser cautos porque en 2011 la demanda de acero en las economías desarrolladas seguirá en un nivel inferior al record alcanzado antes de la crisis. Hasta el momento la recuperación ha sido impulsada en parte por los paquetes de estímulos gubernamentales, cuyos efectos ahora están desapareciendo. Pero queda por ver si el consumo de las empresas seguirá creciendo y podrá continuar la recuperación. En este contexto destaca China, donde el consumo aparente de acero se espera que aumente, en este año, un 6,7 por ciento, alcanzando un total de 579 millones de toneladas , después del fuerte incremento del 24,8 por ciento logrado el pasado año. A pesar de que este país ha mantenido un aumento del 9,2 por ciento en el consumo de acero entre enero y agosto de este año, se prevé que el crecimiento se desacelera considerablemente en lo que queda del año, debido a los esfuerzos del Gobierno para enfriar el sector inmobiliario.

En Argentina, la producción de laminados de acero en frio descendió un 8 por ciento en el pasado agosto en relación con el mes anterior, como consecuencia de un bloqueo impuesto por el Sindicato de Camioneros. La producción total de acero durante el pasado mes de septiembre alcanzo las 473,400 toneladas, lo que representa un 27,5 por ciento superior a la producción de agosto del pasado año.

El sector siderúrgico considera preocupante la sobreproducción siderúrgica que se registra en el mercado chino. Lo que ha sido puesto en evidencia por el significativo incremento de las exportaciones de acero. El aumento de las exportaciones de acero chino hacia América Latina ha dado un salto significativo durante el primer semestre de 2010 alcanzando un volumen de casi dos millones de toneladas, cuando en todo 2009 no llegaron al millón de toneladas. Así la región se convirtió en el tercer destino de las ventas exteriores de China, lo que demuestra que América Latina se está volviendo un destino prioritario, producido por el desvió del comercio generado por el cierre de los mercados tradicionales, derivado de reiteradas fricciones comerciales y de la vigencia de medidas anti dumping.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA