Expropiación de Sidetur

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Recientemente, el Gobierno venezolano ha expropiado la empresa siderúrgica Sidetur. Esta empresa es filial de la mayor siderúrgica privada nacional, Sivensa. La expropiación se lleva a cabo mediante “la adquisición forzosa de todos los bienes muebles e inmuebles propiedad de la sociedad mercantil Siderúrgica del Turbio (Sidetur), sus empresas filiales y afiliadas”. El presidente Chavéz fundamentó esta expropiación con el argumento de que Sidetur supuestamente incurre en un sobreprecio en la venta de sus productos. Pero la empresa, a través de sus representantes, ha rechazado la expropiación y ha defendido que Sidetur ha cumplido con sus deberes como proveedor y con el pago de impuestos. Además, los precios están regulados desde el año 2006, por lo que carece de sentido que se puedan vender a base de sobreprecios. Sidetur ha anunciado que “ejercerá acciones legales” contra la expropiación, alegando que “ha cumplido estrictamente con la regulación decretada” por el Gobierno que “mantiene los precios congelados desde diciembre de 2006, aun cuando la inflación acumulada desde esa fecha, es cercana al 100%”. Sectores empresariales han repudiado esta expropiación que ha sido calificada como un ataque del Gobierno contra el sector privado. Sólo en este año el Gobierno de Chavéz ha nacionalizado 200 empresas de varios sectores productivos. Entre los años 2005 y 2009 se llevaron a cabo 762 expropiaciones, tanto de terrenos como de empresas y en su mayoría fueron llevadas a cabo por vía de hecho. Recientemente, el Gobierno venezolano ha expropiado la empresa siderúrgica Sidetur. Esta empresa es filial de la mayor siderúrgica privada nacional, Sivensa. La expropiación se lleva a cabo mediante “la adquisición forzosa de todos los bienes muebles e inmuebles propiedad de la sociedad mercantil Siderúrgica del Turbio (Sidetur), sus empresas filiales y afiliadas”. El presidente Chavéz fundamentó esta expropiación con el argumento de que Sidetur supuestamente incurre en un sobreprecio en la venta de sus productos. Pero la empresa, a través de sus representantes, ha rechazado la expropiación y ha defendido que Sidetur ha cumplido con sus deberes como proveedor y con el pago de impuestos. Además, los precios están regulados desde el año 2006, por lo que carece de sentido que se puedan vender a base de sobreprecios. Sidetur ha anunciado que “ejercerá acciones legales” contra la expropiación, alegando que “ha cumplido estrictamente con la regulación decretada” por el Gobierno que “mantiene los precios congelados desde diciembre de 2006, aun cuando la inflación acumulada desde esa fecha, es cercana al 100%”. Sectores empresariales han repudiado esta expropiación que ha sido calificada como un ataque del Gobierno contra el sector privado. Sólo en este año el Gobierno de Chavéz ha nacionalizado 200 empresas de varios sectores productivos. Entre los años 2005 y 2009 se llevaron a cabo 762 expropiaciones, tanto de terrenos como de empresas y en su mayoría fueron llevadas a cabo por vía de hecho.

Sidetur piensa ejercer acciones legales destinadas a resguardar los derechos e intereses de sus trabajadores, clientes, proveedores y accionistas. Con motivo de la expropiación, Sidetur ha recordado que lleva más de 60 años como proveedora del mercado nacional de productos siderúrgicos para la construcción y que sostiene 1,857 empleos directos y más de 5,000 indirectos. El pasado año, Sidetur vendió un total de 350,000 toneladas de productos de acero en el mercado interno, suficientes para construir 160,000 viviendas.

También el presidente Chavéz ha indicado que el cacao, producido en el país, que es considerado de los mejores del mundo, será declarado “producto estratégico nacional” con objeto de incrementar su producción.

Por otra parte, diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y trabajadores de Sidetur han realizado una jornada de apoyo a la medida de nacionalización de la empresa. Un parlamentario electo por el PSUV ha manifestado que esta organización ha acordado mantener un apoyo absoluto a la política del presidente Chavéz con objeto de democratizar los medios de producción, fortaleciendo así el Poder Popular y construir el socialismo.

El Congreso Latinoamericano de la Siderurgia, celebrado este año en Buenos Aires, ha manifestado su preocupación por las importaciones que provienen de China y que constituyen una creciente amenaza al sector y ha pedido a los Gobiernos de la región que adopten los pasos necesarios, que garanticen un “juego limpio”. Brasil ya ha lanzado medidas destinadas a frenar las importaciones de productos baratos de acero fabricados en China, que están inundando el mercado.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA