Año internacional de la química

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

2011 es el Año Internacional de la Química. Se pretende conmemorar a nivel mundial los logros de la Química y su contribución al bienestar de la Humanidad. Se trata de una iniciativa de la IUPAC (Unión Internacional de Química Pura y Aplicada, en sus siglas en ingles) y de la UNESCO. En la Asamblea General de Naciones Unidas del 30 de diciembre de 2008 se tomo esta decisión. El lema adoptado es “Chemistry : our life, our future” (“Química: nuestra vida, nuestro futuro”). Este año, 2011, coincide con el centenario del Premio Nobel de Química, otorgado a Marie Curie y de la Fundación de la Asociación Internacional de Sociedades Químicas. Problemas de la Humanidad son la alimentación, el agua, la salud, la energía y el transporte, que pueden ser mejorados o, tal vez, resueltos, en algún sentido, por las aplicaciones de la Química. A lo largo de este año se celebraran en todo el mundo actividades conmemorativas del Año Internacional de la Química, que estarán dirigidas a públicos de todas las edades y condiciones. Se pretende fomentar el interés por la Química, sobre todo, entre los jóvenes. 2011 es el Año Internacional de la Química. Se pretende conmemorar a nivel mundial los logros de la Química y su contribución al bienestar de la Humanidad. Se trata de una iniciativa de la IUPAC (Unión Internacional de Química Pura y Aplicada, en sus siglas en ingles) y de la UNESCO. En la Asamblea General de Naciones Unidas del 30 de diciembre de 2008 se tomo esta decisión. El lema adoptado es “Chemistry : our life, our future” (“Química: nuestra vida, nuestro futuro”). Este año, 2011, coincide con el centenario del Premio Nobel de Química, otorgado a Marie Curie y de la Fundación de la Asociación Internacional de Sociedades Químicas. Problemas de la Humanidad son la alimentación, el agua, la salud, la energía y el transporte, que pueden ser mejorados o, tal vez, resueltos, en algún sentido, por las aplicaciones de la Química. A lo largo de este año se celebraran en todo el mundo actividades conmemorativas del Año Internacional de la Química, que estarán dirigidas a públicos de todas las edades y condiciones. Se pretende fomentar el interés por la Química, sobre todo, entre los jóvenes.

El profesor Carlos Elías ha investigado el declive de la ciencia en Occidente. Y en sus libros aporta gran cantidad de datos en apoyo a esta situación. Por ejemplo, el periódico británico “The Observer” se hacía eco de una noticia muy dura en la historia de la ciencia. La Universidad de Sussex había decidido cerrar su Departamento de Química ante la falta de alumnos interesados en esa disciplina. No se piense que este Departamento era uno más entre las Universidades británicas. Había dado tres premios Nobel de Química. Pero esta situación no era la primera en el Reino Unido. En los últimos años había sucedido lo mismo con los Departamentos de Química de las Universidades de Exeter, el del King´s College de Londres, el del Queen Mary´s de Londres, el de la Universidad de Dundee y el de la Surrey. La Universidad de Sussex , cuando cerró el Departamento de Química, público un comunicado, en el que afirmaba que se dedicaría preferentemente a los estudios que los estudiantes demandaban, que eran filología inglesa, historia y, sobre todo, ciencias de la comunicación. Lo más divertido, o lo más triste, era que dejaba como departamento científico el de matemáticas, porque era barato y porque, además, había gente interesada en estudiar economía, disciplina que incluía las matemáticas.

Esta situación ha sido calificada por la célebre Royal Society como “aterradora”. Pensar que Gran Bretaña es la patria, entre otros muchos, de Newton, Maxwell y Faraday.

“Las causas del declive de la ciencia son muchas”, afirma el profesor Carlos Elías. Se ha puesto como ejemplo los bajos ingresos, el gran esfuerzo que exige el conocimiento científico, la falta de reconocimiento social, la influencia nociva de la televisión, y otros muchas más. Pero sin quitar importancia a estas posibles explicaciones, pensamos que el declive de la ciencia es un signo de un cambio profundo en la sensibilidad humana. Los tiempos cambian, sin saber muchas veces la razón de este cambio. Pero es así y los jóvenes de hoy manifiestan una sensibilidad distinta de los de hace tan solo unas pocas décadas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA