Alerta amarilla

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Y llegó el día en el que la realidad superó a la ficción, ha terminado la hegemonía parlamentaria boricua, así a partir de comienzos del 2011 el oficialismo deberá negociar cada instancia con la oposición, quien unida a pesar de sus consabidas diferencias, las que dejó de lado con el solo objetivo de darle dura batalla al actual presidente, dio un batacazo, digno de los mejores datos de un reconocido e ilustre tattersall norteño. Y llegó el día en el que la realidad superó a la ficción, ha terminado la hegemonía parlamentaria boricua, así a partir de comienzos del 2011 el oficialismo deberá negociar cada instancia con la oposición, quien unida a pesar de sus consabidas diferencias, las que dejó de lado con el solo objetivo de darle dura batalla al actual presidente, dio un batacazo, digno de los mejores datos de un reconocido e ilustre tattersall norteño.

Luces de alerta en el país caribeño, por el momento amarillas, pero que sin lugar a dudas destila un llamado de atención a la administración Chávez, la que ha sufrido un traspié político inimaginable, estamos hablando que en algo más de un año el teniente coronel del ejercito bolivariano dejó en el camino poco más de un millón de sufragios, lo que surge de la diferencia entre los votos que obtuvo en el 2009. Si miramos al 2006, año de presidenciales su saldo es aún más pálido, la comparación refleja algo más de dos millones de votos perdidos, lo que pone en claro que si la elección del pasado domingo hubiese determinado al presidente de la República , Hugo Chávez Frías en estos momentos dejaría de ser inquilino del palacio Miraflores.

Parte del deterioro de la figura presidencial lo que coadyuga a la pérdida concreta de votos se ve reflejado y tal lo comentado en la férrea unidad de la oposición la que evidentemente envió como mensaje subliminal al electorado -Chávez o Nosotros-, otro condimento esencial mostró el profundo desbarranco en la popularidad de Chávez que llevó de la mano su credibilidad, y que por lo tanto descascara la legitimidad de su poder.

No debemos olvidar, el que varios analistas consideran un grave error político de la oposición, las elecciones del 2005, momento en el que cedió espacio parlamentario a Hugo Chávez cediéndole en bandeja el Parlamento, sin embargo todo llega sólo hay que sentarse y esperar y ahora, se muestra un juego mucho más equilibrado y sano para la democracia en un golpe directo al corazón de los que sueñan con perpetuarse y convivir con el autoritarismo.

Estiman que cual velocidad del rayo Chávez trataría de aquí a fin de año y antes de que cambie la composición del Parlamento de sacar tajada de ello y promulgar leyes que sean beneficiosas para su proyecto y que irremediablemente serían imposibles de obtener en el 2011.

Odisea 2012 Objetivo Chávez, esa es la premisa de la oposición, presidenciales tan cerca y tan lejos, cuentan con una ventaja por demás importante, saben que el actual mandatario no es invencible, lo han derrotado dos veces, reconocen que no es un objetivo sencillo, Chávez, no es presa fácil, intentará recurrir a estrategias por demás conocidas, la demonización del adversario; ponderación de resentimientos e infundios; seducción a legisladores, además de las inmensas posibilidades que les brinda el uso del poder y los recursos del Estado.

Muy loable el ejemplo del pueblo venezolano que votó con el corazón, a pesar de las dádivas, el clientelismo político, intimidaciones, armas letales con las que cuenta el Gobierno, sin embargo, sólo ellos y su decisión fueron los artífices del llamado de atención, el que sin duda jugará como primer grito que no dudamos será imitado por otros países de la región que nos muestran el mismo escenario.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA