Zara se queda en Venezuela

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las tiendas de Zara, Bershka y todos los establecimientos y marcas comerciales del grupo español Inditex, fundado por el millonario Amancio Ortega, continuarán con sus negociaciones en Venezuela, según ha comunicado a Americaeconomica.com una portavoz de la compañía. Los responsables de la empresa española quieren dejar claro que no hay ninguna verosimilitud en la información que se extendió por el país latinoamericano, a raíz de un rumor difundido en Twiter en el que se aseguraba que la actividad de estas tiendas no era rentable por la escasez de divisas y por las dificultades que encontraba la compañía para repatriar los beneficios. Las tiendas de Zara, Bershka y todos los establecimientos y marcas comerciales de del grupo español Inditex, fundado por el millonario Amancio Ortega, continuarán con sus negociaciones en Venezuela, según ha comunicado a Americaeconomica.com una portavoz de la compañía. Los responsables de la empresa española quieren dejar claro que no hay ninguna verosimilitud en la información que se extendió por el país latinoamericano, a raíz de un rumor difundido en Twiter en el que se aseguraba que la actividad de estas tiendas no era rentable por la escasez de divisas y por las dificultades que encontraba la compañía para repatriar los beneficios.

Esta misma fuente ha aclarado que “sí que es cierto que se han cerrado esas seis tiendas”, tres pertenecientes a la cadena Zara y tres a Bershka. Pero que esta decisión se ha tomado por razones “estrictamente comerciales”, y que se trata “de un hecho puntual”. Que en ninguno de los casos piensan dejar el país. Una prueba de esta afirmación es que desde Inditex se tiene planeado, “en pocas semanas”, abrir “tres nuevos establecimientos” en en la Capital, Caracas. Un Zara, un Bershka y un Pull and Bear.

La información subida a Twitter explicaba que la medida de cerrar seis tiendas es para “resguardar el patrimonio de los dueños, ya que los ingresos de estos establecimientos no alcanzaban a cubrir los gastos de funcionamiento y el pago de las nóminas de los 900 empleados que trabajaban en ellas.

La firma española tiene operaciones en este país desde 1998, y pesar de estos cierres, la empresa posee en la actualidad otras 22 tiendas repartidas por todo el territorio venezolano, a las que se le sumaran las nuevas. Inditex tiene como objetivo seguir creciendo en este país además de estar pendientes de las oportunidades que surjan.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA