Slim retira la publicidad de sus empresas en Televisa

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Todo México está pendiente de este duelo de titanes. El conflicto entre Emilio Azcarraga, dueño del Grupo Televisa, y Carlos Slim, el hombre más rico del mundo según la revista Forbes y propietario del Grupo Carso, se sigue calentando. El magnate mexicano ha retirado la publicidad que su conglomerado empresarial emitía anualmente en la televisión Televisa. Slim alega un alza exagerada de las tarifas. Sin embargo, hay quien ve tras esta decisión una lucha de intereses empresariales que desembocan en el llamado “triple play”. Todo México está pendiente de este duelo de titanes. El conflicto entre Emilio Azcarraga, dueño del Grupo Televisa, y Carlos Slim, el hombre más rico del mundo según la revista Forbes y propietario del Grupo Carso, se sigue calentando. El magnate mexicano ha retirado la publicidad que su conglomerado empresarial emitía anualmente en la televisión Televisa. Slim alega un alza exagerada de las tarifas. Sin embargo, hay quien ve tras esta decisión una lucha de intereses empresariales que desembocan en el llamado “triple play”.

Slim asegura que Televisa, por medio de portavoz del Grupo Carso, Arturo Elías Ayub, que Televisa ha elevado las tarifas de publicidad de manera desmesurada, hasta un 20% según informaciones. Este habría sido el motivo por el que el magnate de las telecomunicaciones habría decidido retirar las campañas que estaban en marcha y que se habían planteado para 2011. En total, la perdida para Televisa se elevaría, según datos de 2010, ha cerca de 75 millones de dólares (55 millones de euros), es decir, un 4%, en palabras del portavoz de Televisa, de los ingresos de la red de cadenas televisivas (que incluye entre otras a Sky, televisión de pago).

Los analistas, por el contrario, consideran que este no es más que otro de los choques entre los dos hombres más poderosos de México. Históricamente, Telmex había sido la empresa con la mayor cobertura en el país y la servidora de servicio de las instituciones. Sin embargo, en 2010 Bestel, subsidiaria de Televisa, gano una licitación para proveer a varias instituciones públicas, lo que hizo perder a Telmex, empresa de telefonía fija de Slim, cerca de 2.000 millones de pesos (121 millones de euros).

Posteriormente, Bestel obstaculizó jurídicamente una licitación similar en el instituto Mexicano de Seguridad Social, alegando que las bases del concurso público favorecían a Telmex en calidad de único proveedor de servicios en gran parte de los sitios requeridos por la entidad para prestar servicios unificados. Pese a que aun no se ha resuelto, se espera una gran lucha entre Bestel y Telmex para lograr el contrato.

Azcarraga, que hace algunos años dependía de Telmex, y de Carlos Slim por consiguiente, para mantener a flote Televisa, ha pasado ahora a convertirse en su principal competidor. Ambos han pasado de socios comerciales a enemigos empresariales, de tal forma que en 2010, los 21,000 kilómetros de fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se adjudicaron vía licitación pública a un consorcio compuesto por Bestel, Telefónica y Megacable.

De esta manera, Telmex dejará de ser, como hasta ahora, la única empresa mexicana que ofrece, por medio de fibra óptica, el triple play, es decir, servicio de telefonía, internet y televisión por un mismo cable. Telmex va perdiendo por tanto, la ventaja competitiva que ha mantenido hasta ahora.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA