Slim coquetea con la política

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El hombre más rico del mundo, según la revista Forbes, podría querer seguir los pasos de grandes empresarios, Sebastián Piñera o Ricardo Martinelli, que entran en política. Carlos Slim, que continúa con su gira de charlas sobre responsabilidad social, ha asegurado que »los empresarios, que estamos acostumbrados al manejo de recursos humanos y materiales, podemos encontrar solución a los problemas más fácilmente que los políticos.” Tal vez la incapacidad de los representantes públicos anime al magnate a hacer carrera en el sector. El hombre más rico del mundo, según la revista Forbes, podría querer seguir los pasos de grandes empresarios, Sebastián Piñera o Ricardo Martinelli, que entran en política. Carlos Slim, que continúa con su gira de charlas sobre responsabilidad social, ha asegurado que »los empresarios, que estamos acostumbrados al manejo de recursos humanos y materiales, podemos encontrar solución a los problemas más fácilmente que los políticos.” Tal vez la incapacidad de los representantes públicos anime al magnate a hacer carrera en el sector.

Slim, reunido con la prensa para anunciar las inversiones de sus empresas en el 2011, también aprovechó para dar su visión sobre la responsabilidad social que deben tener los empresarios y que a su juicio »va más allá de invertir, dar empleo y pagar impuestos». Para un hombre que ha dedicado una parte de sus recursos a invertir en programas sociales, los empresarios deberían tener como reto hacer que la gente salga de la marginación, aunque no con donativos ni caridad que, en su opinión, »ni dignifica al que lo da ni al que lo recibe ni se combate la pobreza».

Dijo que ninguna donación o recurso de fundación privada puede compararse con el gasto que los gobiernos realizan, pero consideró que los empresarios sí pueden jugar un papel en la solución de los problemas sociales.

»Los empresarios, que estamos acostumbrados al manejo de recursos humanos y materiales, podemos encontrarles solución a los problemas más fácilmente que los políticos», dijo. »Tenemos una visión más completa y más de largo plazo en la cuestión económica», añadió. Slim fue nombrado por la revista Forbes como la persona más rica del mundo, con una fortuna estimada en 53 mil 500 millones de dólares.

Para el magnate es importante que los empresarios no esperen a retirarse de los negocios, vender sus compañías o incluso morir para que una parte de sus recursos sean dirigidos a enfrentar temas sociales, como la pobreza, la educación y la salud. »Es importante que el empresario no se espere a hacer cosas hasta que se muera. Las tiene que hacer en vida, y entre más temprano mejor», afirmó.

No lo dice, pero las buenas relaciones que mantiene con políticos de embargadora como el ex presidente español Felipe González, asesor del empresario y su amigo personal, podrían tentar a Slim a hacer carrera política. Sus declaraciones, valientes, dejan un resquicio para la duda.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA