Rusia invertirá 80.000 millones de dólares en la organización del Mundial de 2018

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Comité Ejecutivo de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) eligió a Rusia como país organizador del Mundial 2018, después de derrotar a España y Portugal, Inglaterra, Holanda y Bélgica. Rusia fue la aspirante con el presupuesto global más alto de todas las candidatas. La anfitriona gastará 80.000 millones de dólares (60.000 millones de euros) para cumplir todos los proyectos que presentó a la FIFA. El Comité Ejecutivo de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) eligió a Rusia como país organizador del Mundial 2018, después de descartar a España y Portugal, Inglaterra, Holanda y Bélgica. La ganadora fue la aspirante con el presupuesto global más alto de todas las candidatas. La anfitriona gastará 80.000 millones de dólares (60.000 millones de euros) para cumplir todos los proyectos que presentó a la FIFA.

La decisión es sorprendente para algunos expertos, porque se trata de un proyecto con muchas de sus infraestructuras por desarrollar, pero respaldado por grandes capitales.

La propuesta rusa cuenta con una decidida apuesta gubernamental y estatal, valorada en una inversión de 73.000 millones de dólares (56.000 millones de euros) solamente en redes de comunicación, hostelería y demás infraestructuras para cohesionar un país enorme con 154 millones de habitantes. La construcción o remodelación de estadios es independiente de esa cantidad y se ha presupuestado en 6.600 millones de dólares (5.100 millones de euros).

No obstante, el ministro de Deportes, Vitaly Mutko, dejó claro que cuentan con recursos económicos propios, como lo demuestran «los mil millones de mercadotecnia corporativa» conseguido para financiar los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi (2014).

En el informe que Rusia entregó a la Comisión de Evaluación de la FIFA, el país deberá contar con 13 sedes y 16 estadios, de los que 13 serán diseñados y construidos. Además, también tendrá que desembolsar una gran cantidad económica para la edificación de hoteles, campos de entrenamiento, entre otras medidas de logística necesarias para albergar el evento.

El futbolista del Arsenal, Andrei Arshavin, fue la principal estrella de la delegación rusa que acudió a Zurcí, aseguró que se invertirán mil millones de dólares en el desarrollo del fútbol base, el femenino, el fútbol playa y el fútbol para personas con minusvalías.

La figura de Vladímir Putin, Primer Ministro ruso y uno de los hombres más poderosos del mundo, junto con el compromiso de invertir cientos de millones de euros, han sido las principales bazas de la candidatura rusa a las que el país ha recurrido para ser la vencedora.

Anteriormente, Rusia ya organizó los Juegos Olímpicos de Moscú 1980, el Mundial de Fútbol Sub. 20 femenino en 2006 y en 2014 será la anfitriona de los Juegos de Invierno. A pesar de su experiencia previa organizando eventos deportivos de gran magnitud, Rusia se enfrenta a un reto importante, será la primera vez que albergue una Copa del Mundo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA