Repsol triplica sus ganancias gracias a Brasil

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Repsol tuvo un beneficio neto de 4.693 millones de euros en 2010, lo que supone triplicar los 1.559 millones de euros que ganó en 2009. La petrolera atribuyó este resultado a la buena marcha de todos sus negocios y a la ampliación de capital de su filial brasileña, que suscribió la china Sinopec. Repsol tuvo un beneficio neto de 4.693 millones de euros en 2010, lo que supone triplicar los 1.559 millones de euros que ganó en 2009. La petrolera atribuyó este resultado a la buena marcha de todos sus negocios y a la ampliación de capital de su filial brasileña, que suscribió la china Sinopec.

Sin tener en cuenta este extraordinario, el beneficio neto mejoraría un 54,9%, hasta los 2.360 millones de euros. Las cifras también reflejan la mejora de los negocios del grupo gracias a la recuperación de precios de las materias primas y los nuevos descubrimientos. Así, el resultado de explotación recurrente alcanzó los 5.213 millones de euros, un 66,7 % más que el año anterior, por los mayores precios de realización del Upstream (exploración y producción) y al aumento de la producción.

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, defendió hoy el “proyecto independiente” de la compañía, al margen de un hipotético interés de grupos como Total o Eni y cifró en más de 40.000 millones de euros el valor “mínimo” de la petrolera española.

“Hemos demostrado tener un proyecto independiente. Lógicamente, una casa que haga los deberes se hace más atractiva, pero no podéis pedir a un gestor que haga mal las cosas para no ser opado”, sostuvo Brufau durante la rueda de prensa de presentación de resultados, marcada por la crisis de Libia.

La salida de Total del capital de Cepsa ha despertado todo tipo de especulaciones acerca del interés de la compañía francesa por Repsol. Sin embargo, Brufau ha desechado la idea porque “ellos han dicho que no tiene sentido salir de un negocio de refino para entrar en otro”.

Respecto a la crisis de Libia, la compañía española no ha conseguido evacuar a todo su personal en el país pero confían en completar este proceso en el menor plazo posible. En el plano económico, Brufau ha asegurado que los activos de la compañía en el país ascienden a 650 millones de dólares (unos 472 millones de euros). El conflicto tendrá impacto en las cuentas de la compañía, aunque “ahora pensamos en términos sociales y sociopolíticos, no económicos. Ya tocará pensar en términos económicos”.

Un efecto mucho más inmediato está teniendo el caos en Libia en su producción. Brufau ha explicado que la producción del grupo en el país se ha reducido a menos de la mitad, desde los 360.000 barriles previos hasta los 160.000.

En su reunión de ayer, el consejo de administración de Repsol acordó convocar la junta de accionistas para el próximo 15 de abril y proponer el reparto de un dividendo complementario correspondiente al ejercicio 2010 de 0,525 euros por acción, que se haría efectivo el 7 de julio. Con esta propuesta, el dividendo bruto total será de 1,05 euros, lo que supone un aumento del 23,53%.

El presidente de la petrolera aseguró hoy que “no se ha planteado ni es la idea de nadie” repartir un dividendo extraordinario con las desinversiones en Repsol Brasil o en otros activos. Repsol ha propuesto al consejo el nombramiento de Mario Fernández, presidente de BBK, como nuevo consejero independiente y como vocal de dicha comisión. Fernández ocupará así la vacante que se producirá por la renuncia de Carmelo de las Morenas

Además, Brufau expresó su total confianza y apoyo a la gestión del consejero delegado de Gas Natural Fenosa, Rafael Villaseca, incluso en el contencioso abierto con la empresa argelina Sonatrach.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA