Mercosur abre una puerta a Cuba para su integración como país asociado

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los Ministros de Exteriores de los países miembros del Mercosur han firmado un acuerdo para facilitar la integración de Cuba en el mecanismo como país asociado. De esta manera, la mayor de las Antillas tendrá una mayor participación en las reuniones del bloque, algo que el ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Celso Amorim, ha valorado como un paso simbólico hacia su integración plena. La Cumbre del Mercado del Sur, que se inicia este jueves y finalizará mañana, apostará por el comercio Sur-Sur y la integración social entre sus miembros. Los Ministros de Exteriores de los países miembros del Mercosur han firmado un acuerdo para facilitar la integración de Cuba en el mecanismo como país asociado. De esta manera, la mayor de las Antillas tendrá una mayor participación en las reuniones del bloque, algo que el ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Celso Amorim, ha valorado como un paso simbólico hacia su integración plena. La Cumbre del Mercado del Sur, que se inicia este jueves y finalizará mañana, apostará por el comercio Sur-Sur y la integración social entre sus miembros.

Amorim aclaró que el acuerdo alcanzado no convierte por el momento a Cuba en miembro asociado, estatus que tienen Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú, además de Venezuela, que está en proceso de adhesión plena, pero sí acerca a la isla caribeña al Mercosur. Cuba no se integrará en la unión aduanera, lo que impide su integración. Sin embargo, es un paso importante en esta dirección después de que hace 4 años firmaran un Acuerdo Parcial de Complementación Económica para la eliminación y reducción de aranceles.

Los países miembros del Mercado del Sur firmaron ayer un acuerdo marco de preferencias comerciales con Corea del Sur, Indonesia, Malasia, Cuba, Egipto, India y Marruecos, aunque no todos contarán con las mismas ventajas. Por otra parte, ante la Cumbre que se inicia hoy en Foz de Iguazú, Brasil, los mandatarios despedirán al presidente Lula da Silva en su última reunión antes de abandonar el cargo y discutirán la agenda para la próxima década. Las exportaciones de los países del Mercosur alcanzarán los 230.000 millones dólares (172.587 millones de euros) este año, un 24% más que en 2009.

Con la firma del acuerdo marco, el 27,5% de la población mundial se verá involucrado en un comercio que tiende a liberalizarse. Sin embargo, no todos los nuevos socios del Mercosur contarán con las mismas preferencias. Por ejemplo, en el caso de Corea del Sur hace ya algunos años que se viene estudiando el aumento en la liberalización, que el sector privado ha rechazado enérgicamente. En este caso, un acuerdo amplio parece de muy difícil concreción. Algo similar sucede con Indonesia y Malasia. En los tres casos se apuntaría más a una cooperación política.

Con Egipto ya existe un tratado de libre comercio. Con India también hay un acuerdo de reducción de aranceles en algunos sectores, que se está buscando profundizar. En el caso de Cuba, ya existe desde hace unos años un tratado comercial, y se ha firmado, en el marco de la Cumbre, un acuerdo para darle entrada en las discusiones junto con los socios del Mercosur. El objetivo con Marruecos sí es alcanzar un tratado de libre comercio.

Por otra parte, hoy da comienzo la Cumbre de los países del Mercado del Sur, que debatirán la agenda de la próxima década. En el aspecto social, Antonio Simoes, subsecretario general del Ministerio de Exteriores brasileña para América del Sur, Central y el Caribe, ha asegurado que «en los próximos diez años queremos avanzar mucho, pero no podemos avanzar solo en el área económico y comercial, eso no es deseable ni es sustentable». De sus palabras se interpreta que la pretensión de Brasil es incluir en las discusiones una mayor vinculación en materia social.

Bajo esta premisa, los presidentes esperan aprobar un plan a 10 años para crear un «estatuto de ciudadanía» del Mercosur, con el que se pretende vincular a las poblaciones sudamericanas con el bloque, al estilo de lo que ocurre en la Unión Europea, el esquema de integración más avanzado del mundo. Las dificultades por las que está pasando la UE podrían crear dudas sobre la creación de una moneda común, una discusión que no se ha realizado aun en el Mercado del Sur.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA