Los venezolanos escépticos ante el plan de Chávez de limitar el consumo de gasolina

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Hablar de un aumento del precio de la gasolina es un tema tabú en Venezuela. Tal vez por eso, el Gobierno de Hugo Chávez está buscando medidas menos impopulares de limitar el impacto negativo que los subsidios al carburante tienen en los resultados de Pdvsa, la petrolera nacional. La última propuesta tiene que ver con una reducción paulatina del consumo hasta los 100.000 barriles diarios. El próximo jueves, el Ministro de Energía comparece ante la Asamblea Nacional. Tal vez entonces salgan a la luz nuevas medidas. Hablar de un aumento del precio de la gasolina es un tema tabú en Venezuela. Tal vez por eso, el Gobierno de Hugo Chávez está buscando medidas menos impopulares de limitar el impacto negativo que los subsidios al carburante tienen en los resultados de Pdvsa, la petrolera nacional. La última propuesta tiene que ver con una reducción paulatina del consumo hasta los 100.000 barriles diarios. El próximo jueves, el Ministro de Energía comparece ante la Asamblea Nacional. Tal vez entonces salgan a la luz nuevas medidas.

El ministro de Energía, Rafael Ramírez, abandera estos días una campaña para concienciar a la población venezolana del esfuerzo que la petrolera nacional, Pdvsa, debe hacer para sufragar los subsidios a la gasolina. «En comparación con el costo de producción, (el subsidio) es más de 1.500 millones de dólares», aseguró Ramírez tras ser preguntado por el presidente Chávez durante el programa de televisión dominical que protagoniza.

Era una manera de decir que la gasolina en Venezuela es la más barata del mundo, pero le cuesta dinero al Estado. «Cada vez que tú llenas el tanque de gasolina, están echándole la más barata del mundo; y el Gobierno te está subsidiando más del 90% de lo que realmente cuesta», aseguró Chávez, a lo que añadió Ramírez que «para el 2011 tenemos la meta de bajar el consumo interno en 100.000 barriles por día».

Analistas consultados por Americaeconomica.com consideran que esta es una manera de ir concienciando a la población de que es necesario aumentar el precio de la gasolina. Recuerdan que la ultima ocasión en que se habló del tema, el Gobierno impuso en las gasolineras el carburante sin plomo, elevando el precio de lo que se vendían hasta entonces. También se han valorado otras opciones. El ejecutivo propuso establecer, como se hace en Colombia, restricciones al trafico por medio de las matriculas. Es decir, las matriculas pares circularían ciertos días y las impares los restantes.

La cuestión del aumento del precio del carburante se convirtió en un tabú con el llamado “Caracazo”. El 27 de febrero de 1989, durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez, miles de personas inundaron Caracas para protestar por un paquete de medidas liberalizadoras, dictadas por el Fondo Monetario Internacional, que incluía el aumento del coste de la gasolina en un 30%. Las cifras divergen, pero entre 300 y 500 personas fallecieron a causa de la represión policial, algo que ha quedado grabado en la memoria colectiva venezolana.

El próximo jueves, el Ministro de Energía y Petróleo, que es a su vez presidente de Pdvsa, Pedro Ramírez, comparece ante la Asamblea Nacional para responder a las preguntas de los diputados de la oposición. Por el momento no hay un anuncio de medidas concretas, pero varios analistas consideran que en esa comparecencia podría anunciarse alguna. La reducción del consumo hasta los 100.000 barriles no parece muy realista. Según datos de la petrolera estatal, en 2010 el consumo se elevó hasta cifras record y alcanzaron los 600.000 barriles diarios.

Pablo Polo, economista y profesor de la Universidad de Carabobo, considera que la reducción del consumo de gasóleo impuesta desde el gobierno lesionaría al “ciudadano de a pie. Se impulsaría la inflación. El gobierno debe enfrentar la situación y comenzar a idear un plan de ajuste en el precio de la gasolina que sería lo más sano”. Tal vez Polo, que se atreve a romper con el tabú, haya adelantado las intenciones del Gobierno de Chávez. De certificarse, solo faltaría saber como se hará.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA