Los fondos de EEUU se juegan 306.000 millones en los bancos europeos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La crisis de la deuda soberana europea amenaza con cruzar el charco. Algunos de los mayores fondos monetarios del país mantienen una exposición de 306.000 millones de euros al cambio actual, un 17,3% de sus activos, a los bonos emitidos por los bancos españoles e italianos. En este escenario, Lael Brainard, mujer de confianza de Tim Geithner en el Tesoro, ha iniciado una gira por Europa. La crisis de la deuda soberana europea amenaza con cruzar el charco. Algunos de los mayores fondos monetarios del país mantienen una exposición de 306.000 millones de euros al cambio actual, un 17,3% de sus activos, a los bonos emitidos por los bancos españoles e italianos. En este escenario, Lael Brainard, mujer de confianza de Tim Geithner en el Tesoro, ha iniciado una gira por Europa.

El Departamento del Tesoro emitió un comunicado anoche en el que señalaba que la subsecretaria de Asuntos Internacionales del departamento, Lael Brainard, se reunirá con funcionarios gubernamentales en Madrid, Berlín y París para analizar “el trabajo a largo plazo para avanzar hacia un crecimiento global, fuerte y sostenible”. La primera escala de esta gira será la capital española.

Según publica la agencia Reuters, no es algo nuevo, sino que el presidente estadounidense, Barack Obama, ha enviado regularmente altos funcionarios a Europa desde el pasado mayo, cuado se produjo el estallido de la crisis griega. Además, Brainard y otros funcionarios del Gobierno de EEUU han estado en contacto con sus homólogos europeos y durante el fin de semana se produjeron varias conferencias telefónicas transatlánticas, mientras se negociaba el programa de ayuda para Irlanda, el segundo y último, por el momento, país europeo que ha necesitado ser rescatado por la debilidad de su sistema financiero.

Este viaje se produce en un momento en que, de continuar las tensiones sobre la deuda europea, la crisis podría entrar en un círculo vicioso y cruzar otra vez el Atlántico hacia a EEUU de la mano de los grandes fondos monetarios del país, que se han convertido en los principales acreedores de la banca europea.

De acuerdo con un informe de JP Morgan, los fondos monetarios estadounidenses mantienen 400.000 millones de dólares (306.000 millones de euros), de los 2,3 billones (1,7 en euros) de activos totales que manejan, en banca extranjera. En ese sentido, las carteras de bonos de los grandes bancos españoles e italianos, que han centrado en las últimas semanas los ataques de los especuladores, ocupan un lugar predominante. Estos grandes bancos, entre los que se encuentran los españoles Banco Santander y BBVA y los italianos Unicredit e Intensa Sanpaolo, tienen una gran presencia en América Latina y son claves para el mercado de esta región.

Así, el Fidelity Cash Reserves, el mayor fondo monetario minorista de EEUU, tiene una exposición de 4.200 millones de dólares en certificados de depósitos emitidos por entidades españolas e italianas, lo que corresponde a un 3,5% de los activos que maneja. Schwab Cash Reserves,el tercer mayor fondo, tiene una cartera de 1.500 millones de dólares, mientras que la de Western Asset Money Market Fund es de 848 millones.

No obstante, pese a lo elevado de la exposición, estas carteras están basadas en bonos de los grandes del sector, como Banco Santander, BBVA, Unicredit e Intesa Sanpaolo, con una percepción muy baja de riesgo pese a los continuos ataques recibidos por los especuladores, que tienen su eco en la prensa financiera anglosajona. Hoy la agencia Dow Jones publicaba, por ejemplo, que el Santander podría verse obligado a recortar el dividendo o ampliar capital para cumplir con los requisitos de Basilea III, que no entrarán en vigor hasta 2019.

El consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, ya señaló en la última presentación de resultados que el banco pretende cerrar 2011 con un core capital del 9%, uno de los más altos del sector financiero internacional. Además, mantiene la intención de sacar a Bolsa este mismo año su filial británica (Santander UK), lo que podría reportar al banco unos ingresos de 4.000 millones de libras (4.760 millones de euros al cambio actual).

Aunque por el momento la exposición de los fondos monetarios es la única de la que ha alertado JP Morgan, el riesgo no es exclusivo del mercado de bonos. En la renta variable, el DJ Stoxx 50 acumula un descenso en lo que va de año de un 7%. Sin embargo, en términos de dólar, el descenso es del 12%, debido a la debilidad del euro, por lo que una inversión de un fondo estadounidense de renta variable en valores europeos se ve muy penalizado respecto a sus pares europeos.

El temor del Tesoro estadounidense es que se repita un caso parecido al que se produjo con el colapso de Lehman Brothers en 2008. La quiebra del banco de inversión estadounidense provocó que el Reserve Primary Fund, uno de los mayores fondos del mundo, cayera por debajo del valor de un dólar por acción. Como respuesta, los inversores huyeron del sector del mercado monetario, lo que dio lugar a una congelación temporal del sistema financiero mundial.

Los estadounidenses invierten en Europa debido a que la diferencia del dólar frente al euro les aporta una revalorización de sus inversiones que en la actualidad ronda el 30%. Sin embargo, la crisis que afecta a las economías europeas ha hecho que en los dos últimos días el euro perdiese valor y que los grandes bancos en los que EEUU invierte la mayoría de sus activos en Europa han sufrido un castigo que suponía unas pérdidas de cerca del 10%.

Es por esto por lo que los estadounidenses han puesto la voz de alarma. Hoy, en coincidencia con el viaje de Lael Brainard, el euro ha subido cerca de un 1% en su cruce contra el billete verde y ha llegado a los 1,3139 dólares. Mientras, las acciones de BBVA se han disparado un 7,29% y las de Banco Santander un 7,16%. De esta forma, hoy los fondos de inversión estadounidenses adquieren una rentabilidad de cerca del 40%. Algunos analistas españoles afirman que el viaje de Brainard ha tenido algo que ver en esta subida.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA