Latinoamérica se convierte en la niña mimada de los Organismos Internacionales

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Este año 2010 ha servido para certificar que América Latina está llamada a jugar un papel importante en la economía mundial. A la presencia de Brasil o México en las grandes instituciones económicas mundiales como el FMI, donde el primero adquiere mayor importancia en detrimento de los países europeos, o el G20, se suma ahora la capacidad del subcontinente, gracias al buen trabajo realizado antes, para salir de la crisis financiera en apenas un año. Este año 2010 ha servido para certificar que América Latina está llamada a jugar un papel importante en la economía mundial. A la presencia de Brasil o México en las grandes instituciones económicas mundiales como el FMI, donde el primero adquiere mayor importancia en detrimento de los países europeos, o el G20, se suma ahora la capacidad del subcontinente, gracias al buen trabajo realizado con anterioridad, para salir de la crisis financiera en apenas un año. Portavoces del Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial tratan con dedicación todos los datos económicos provenientes del subcontinente.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL, calcula que el crecimiento del PIB del subcontinente para el año 2011 será del 3,8% y puntualiza. El pequeño frenazo será debido a incertidumbres que persisten en la economía internacional, sobre todo en Europa. Aquellas economías que mantengan mayores vínculos con las potencias asiáticas saldrán fortalecidas, así como las que hayan aplicado mejor las recetas económicas en su política interior.

La CEPAL hace también referencia a los mercados de integración como el MERCOSUR y a los países que la integran. Según los datos que aportaba en agosto, y que se han ido haciendo efectivos, Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay, lideran el crecimiento dentro del subcontinente con un incremento de su PIB cercano al 8% cada uno de ellos. Las facilidades para el comercio, el buen entendimiento entre los diferentes gobiernos y su posición de poder en las negociaciones con sus pares, además de la capacidad económica de los dos grandes socios, Brasil y Argentina, han facilitado estos buenos datos que, sin embargo, no pueden extrapolarse a los miembros de la Comunidad Andina (CAN).

Las complicaciones económicas fueron patentes en 2009 para estados como Ecuador, que decreció un 0,4%. Por el contrario, los demás socios de la CAN obtuvieron buenos resultados en ese año que han mejorado en este 2010. Perú es la perla americana para los amantes de la liberalización económica. El gobierno de Alán García ha logrado que todos los indicadores en este sentido lo sitúen cada año como el estado americano en el que más facilidades se dan para hacer negocios. Perú fue uno de los pocos países que crecieron en 2009, con un 0,8%, y las expectativas hablan de que su PIB se incrementará hasta un 8,3%, a niveles previos a la crisis.

Tanto desde el Banco Mundial como desde el Fondo monetario Internacional, se considera que los indicadores de América Latina son indicativos de un buen funcionamiento que tiene y deberá tener sus beneficios.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA