Las bolsas latinoamericanas se integran para derrotar a Wall Street

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Hasta ahora, si un corredor de bolsa de una nación latinoamericana quería comprar acciones que cotizaran en el mercado de otro país de la región tenía que acudir, o bien a dicho mercado, o bien a Wall Street. Sin embargo, los acuerdos de integración que han firmado durante los últimos meses diversas plazas bursátiles de América Latina permitirán que los actores del mercado no tengan que acudir a Nueva York para realizar este tipo de transacciones. Hasta ahora, si un corredor de bolsa de una nación latinoamericana quería comprar acciones que cotizaran en el mercado de otro país de la región tenía que acudir, o bien a dicho mercado, o bien a Wall Street. Sin embargo, los acuerdos de integración que han firmado durante los últimos meses diversas plazas bursátiles de América Latina permitirán que los actores del mercado no tengan que acudir a Nueva York para realizar este tipo de transacciones.

El último acuerdo de cooperación conjunta ha sido firmado esta semana por las bolsas de Brasil y de Chile. Además, durante el pasado mes de noviembre, los mercados de Chile, Colombia y Perú ya habían firmado un contrato, denominado Mercado Integrado Latinoamericano (MILA), que crearía la segunda plaza bursátil de Latinoamérica, en competencia con Brasil.

La Bolsa de Valores, Mercaderías y Futuros, o BM&FBovespa, ha firmado un acuerdo de operación conjunta con la Bolsa de Comercio de Santiago. Tal y como afirmó José Antonio Martínez, el gerente general de la plaza chilena, a los medios de comunicación locales después de la rúbrica del contrato, “el concepto es que para vender en Latinoamérica ya no sea necesario ir a Nueva York”.

Este acuerdo tiene por objetivo alcanzar la conectividad entre los dos mercados, lo que permitirá que corredoras de la bolsa de Santiago puedan enviar órdenes de compra y venta para la negociación de productos y activos brasileños listados en el Bovespa, y viceversa. También permitirá la distribución de información bursátil y el desarrollo de nuevos productos, como los derivados.

El proceso de implementación de este convenio se hará en dos fases. En la primera, el objetivo es buscar la conectividad. Según las previsiones de los representantes de ambas bolsas, se implementaría entre finales de 2011 y principios de 2012.

En la segunda etapa, la bolsa chilena intentaría integrarse en la red de negociación global que tiene el Bovespa con el Chicago Mercantile Exchange. Sin embargo, el proyecto aún debe ser aprobado por las autoridades de ambos países.

Además, en una fase posterior podrían sumarse nuevos actores como Perú y Colombia, países con los que Chile firmó el pasado mes de noviembre un acuerdo de integración bursátil. Según el acuerdo MILA, estas bolsas y sus depósitos se interconectarán a partir de 2011, aunque siempre con la conservación de sus plataformas de negociación, compensación y liquidación.

Según el acuerdo MILA, los corredores de cada bolsa podrán ingresar órdenes en los otros mercados por cuenta de intermediarios de dichas naciones, mediante contratos de corresponsalía.

Además, mediante este acuerdo se conformaría la segunda plaza bursátil de Latinoamérica, con un capital accionariado de 600.000 millones de dólares (452.424 millones de euros). El Bovespa es, con mucho, el mayor mercado de la región, con una capitalización que asciende a 1,3 billones de dólares (980.250 millones de euros.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA