La inflación amarga el último mes de la presidencia de Lula

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Luiz Inácio Lula, todavía presidente de Brasil, se despedirá de su cargo el 31 de diciembre con una pequeña contrariedad. La inflación ha aumentado más de lo que hubiera querido en este último tramo de su mandato. En el mes de octubre, los últimos datos oficiales conocidos, los precios aumentaron un 5,2% en cifra interanual, muy por encima de la meta para todo el año que el Gobierno había establecido en el 4,5%. Los especuladores financieros apuestan que el Banco Central tendrá que volver a aumentar la tasa de interés de referencia antes de final de año, lo que puede complicar el inicio del periodo de gobierno de Dilma Rousseff. Luiz Inácio Lula, todavía presidente de Brasil, se despedirá de su cargo el 31 de diciembre con una pequeña contrariedad. La inflación ha aumentado más de lo que hubiera querido en este último tramo de su mandato. En el mes de octubre, los últimos datos oficiales conocidos, los precios aumentaron un 5,2% en cifra interanual, muy por encima de la meta para todo el año que el Gobierno había establecido en el 4,5%. Los especuladores financieros apuestan que el Banco Central tendrá que volver a aumentar la tasa de interés de referencia antes de final de año, lo que puede complicar el inicio del periodo de gobierno de Dilma Rousseff.

La inflación en Brasil se ha vuelto a desatar. El principal objetivo económico del Gobierno de Lula vuelve a amenazar el crecimiento de la nación latina a poco más de un mes del final del mandato del actual presidente brasileño.

El precio de los bienes se ha colocado en el 5,2% durante el mes de octubre, alejado de la meta del gabinete económico de establecer el índice alrededor de 4,5%. El índice IPCA ha aumentado 0,75% durante el mismo mes a causa de los costos alimenticios, según ha anunciado la agencia estatal de estadística. El aumento fue mayor al esperado, ya que los analistas pronosticaban un crecimiento del 0,67%.

La causa que de este incremento, según los analistas, ha sido la decisión de la Reserva Federal (Fed) de comprar deuda pública estadounidense por un valor total de 600.000 millones de dólares (427.460 millones de euros) con el objetivo de impulsar la recuperación económica.

Ante esta situación, los mercados señalan que el supervisor bancario brasileño tendrá que elevar el tipo de interés de referencia. De ser así, sería un contratiempo para la presidenta electa, Dilma Rousseff, la cual ha prometido que hará todo lo posible para que el Banco Central reduzca los tipos hasta lograr alcanzar el 2%.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA