Grandes espectativas…

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

EEUU provoca un récord de crecimiento económico en México. México, país con el segundo PIB más alto de América Latina, creció en 2010 un 5,5% anual. Un aumento, el mayor en 10 años, que supera las expectativas del Gobierno federal. Esta cifra compensa la caída de la actividad económica durante 2009 en el país y augura un progreso moderado durante este año, según los analistas.

El secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, ha hecho públicos los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía mexicano (INEGI). El crecimiento anual de 2010 supera las previsiones del Banxico (Banco Central de México), y del propio Ejecutivo, cuyas estimaciones se situaban entre el 5.2 y el 5.4 para el mismo año.

Según explicó Ernesto Cordero a la prensa local, estos resultados se deben al crecimiento moderado de la economía estadounidense, principal destino de las exportaciones mexicanas. Además de destacar las correctas decisiones que ha tomado el Gobierno en materia económica. En este sentido, de los datos del Instituto Nacional se destaca el aumento del 29,8% anual de las exportaciones.

Todos los sectores de la economía contribuyeron a los buenos resultados. El sector primario, agricultura, ganadería y aprovechamiento forestal fue una de las actividades que más creció, con un avance anual del 5,7%. De hecho solo en el cuarto trimestre el sector aumento un 9.9%. El sector secundario, que incluye la minería, electricidad, agua y gas, tuvo un incremento del 6,1%. Por su parte, la actividad terciaria, que agrupa los servicios, experimento un crecimiento del 5%.

Pese a que este crecimiento es menor que el experimentado por otros países latinoamericanos, el aumento que ha tenido la economía mexicana en 2010 es el más alto que ha registrado el PIB del país en la última década y, pese a no equiparar la caída del 6,5% que sufrió la economía mexicana en 2009 tras iniciarse la crisis mundial, constituye un importante avance para el país.

Las perspectivas para este año son también positivas pero más moderadas. Los analistas locales anticipan un crecimiento en torno al 4,5% si continúan las reformas estructurales. Misma proyección que hace la Secretaría de Hacienda que apuesta por un crecimiento de entre un 4 y un 5% del PIB para 2011.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA