Enrique Iglesias cree que la educación decidirá el futuro de Latinoamérica

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, ha expresado, en su comparecencia en el Fórum Europa celebrado en el hotel Ritz de Madrid, que “el futuro de América Latina pasa principalmente por una mejora en la educación y en las infraestructuras, que son algo deficientes”. El secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, ha expresado, en su comparecencia en el Fórum Europa celebrado en el hotel Ritz de Madrid, que “el futuro de América Latina pasa principalmente por una mejora en la educación y en las infraestructuras, que son algo deficientes”.

A estos dos factores, el representante de la Secretaría General Iberoamericana (Segib) añade la “necesidad de conseguir una integración local en la zona que permita consolidar los mercados internos (el 10% de la producción de Latinoamérica pertenece a empresas multilatinas)”. Iglesias también ha denunciado que en “el territorio existen unas altas tasas de informalidad (ha eludido dar un porcentaje concreto) además de ser la región más desigual del planeta y con una seguridad jurídica deficiente”.

Iglesias ha explicado que “existen dos Américas Latinas distintas que favorecen la desigualdad”; una, formada por los territorios “situados por encima de Panamá vinculados al ciclo norteamericano e influidos por la tasa de crecimiento de EEUU”; y otra, constituida por las regiones colocadas por debajo del país panameño “dependientes del modelo asiático”.

A pesar de estas deficiencias, el secretario general del la Segib ha dicho que “América Latina va a crecer más del 6% este año gracias a países como Chile, Perú y México”. El responsable de esta organización ha señalado otros aspectos positivos de la región como el hecho de que casi ha desaparecido la inflación, la reducción de la deuda en la zona, la independencia de los bancos centrales, la flexibilidad en el tipo de cambio, los abundantes recursos naturales, la estabilidad macroeconómica, el enorme potencial de inversiones (sobre todo en infraestructuras), la creciente demanda de servicios y la existencia de un empresariado de calidad.

“En América Latina no se habla de crisis sino de optimismo lo que puede llegar a ser también peligroso ya que puede llevar al conformismo y a la complacencia” ha explicado Iglesias, quien también ha expresado que “se ha producido un cambio importante del poder económico en el mundo ya que los países emergentes están creciendo el doble que los desarrollados”.

Las dudas también rondan por la cabeza de Iglesias a la hora de saber qué es lo que sucederá con la valorización de las monedas y con los recursos de la zona, que espera que estos últimos, dada su abundancia, no desencadenen en una “burbuja”.

En cuanto a su relación con España, Enrique Iglesias ha afirmado que “ha sido un gran inversor en América Latina a lo largo de estos años, gracias en gran parte a que las empresas tienen un enorme conocimiento de la región, y una importante capacidad de gestión”. “La relación con España es positiva ya que supone un acceso hacia China e India” ha señalado Iglesias.

Por otro lado el representante de la Segib ha lamentado que Honduras no pueda participar en la Cumbre Iberoamericana que será celebrada en Mar del Plata (Argentina) los próximos 3 y 4 de diciembre. Tampoco ha podido confirmar la asistencia del presidente cubano Raúl Castro, aunque ha elogiado sus medidas económicas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA