El terremoto de Chile le cuesta a la industria del seguro 8.000 millones de dólares

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El terremoto que sacudió Chile el pasado 27 de febrero ha sido el desastre natural que más ha costado a la industria mundial del seguro, con un importe total de 8.000 millones de dólares (6.063 millones de euros). Según un informe elaborado por la aseguradora Swiss Re, las compañías del sector han tenido que pagar un total de 36.000 millones de dólares (27.286 millones de euros), tres veces más que en 2009, durante el peor año desde 1976 en cuestión de catástrofes naturales y de origen humano. El terremoto que sacudió Chile el pasado 27 de febrero ha sido el desastre natural que más ha costado a la industria mundial del seguro, con un importe total de 8.000 millones de dólares (6.063 millones de euros). Según un informe elaborado por la aseguradora Swiss Re, las compañías del sector han tenido que pagar un total de 36.000 millones de dólares (27.286 millones de euros), tres veces más que en 2009, durante el peor año desde 1976 en cuestión de catástrofes naturales y de origen humano.

Sin embargo, lo que han tenido que pagar las aseguradoras se queda corto si se compara con las pérdidas económicas que las catástrofes han supuesto para las sociedades de los países en las que han tenido lugar. Esta cifra llega a los 222.000 millones de dólares (168.269 millones de euros), frente a las pérdidas del año pasado fueron de 63.000 millones de dólares (47.751 millones de euros).

Según el informe publicado por Swiss Re, las catástrofes humanitarias han puesto de manifiesto la importancia de las aseguradoras en este tipo de desastres. Si bien la mayoría de los costes de los daños que causaron el terremoto de Chile y el de Nueva Zelanda y la tormenta invernal de Europa occidental estaban cubiertos por los seguros, las pérdidas producidas por el terremoto de Haití y por las inundaciones y deslizamientos de tierra en Asia fueron mucho más desastrosas debido a una escasa cobertura por parte de las aseguradoras.

2010 ha sido el peor año en términos de catástrofes naturales y producidas por la mano del hombre desde 1976. Durante este año han muerto alrededor de 260.000 personas, de las cuales más de 220.000 fallecieron en el terremoto de Haití. Otras 15.000 víctimas fueron las que se cobró la ola de calor que azotó a Rusia durante este verano.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA