El sector industrial de México avanza apoyado por la economía estadounidense

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El sector industrial mexicano ha mostrado durante el mes de noviembre un avance superior al esperado. Este incremento se debe, principalmente, a que se han reducido los riesgos para la economía de EEUU, lo que implica beneficios para el sector manufacturero y para la compra de bienes duraderos en México. Al menos esto es lo que muestra el último informe del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF). El sector industrial mexicano ha mostrado durante el mes de noviembre un avance superior al esperado. Este incremento se debe, principalmente, a que se han reducido los riesgos para la economía de EEUU, lo que implica beneficios para el sector manufacturero y para la compra de bienes duraderos en México. Al menos esto es lo que muestra el último informe del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

Durante el pasado mes de noviembre, el indicador IMEF Manufacturero registró 54 puntos, lo que implica un avance de 0,8 puntos respecto a octubre, y el segundo mayor incremento en los últimos trece meses. Según el informe del IMEF, esta mejora contrasta con la desaceleración observada durante los últimos meses y sugiere, además, que el sector industrial podría tener un dinamismo mayor que el que anticipaban los agentes económicos.

El indicador IMEF del Entorno Empresarial Mexicano es un índice de difusión que busca cuantificar el entorno económico con base en una encuesta de cinco preguntas cualitativas. Su finalidad es la de ayudar a anticipar la dirección de la actividad manufacturera y de servicios en México y, a partir de la evolución esperada de esos sectores, determinar la posible evolución de la economía general del país en el corto plazo. Para realizar el informe, que se elabora de forma mensual, el IMEF cuenta con el apoyo técnico y normativo del Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi) de México.

El indicador IMEF varía en un intervalo de 0 a 100 puntos, en el que los 50 puntos representan el umbral entre una expansión y una contracción de la actividad económica. En principio, cuando el índice se encuentra por encima de este umbral, un aumento se interpreta como una señal de una expansión futura más rápida, tal y como sucede ahora.

El avance registrado en el sector industrial mexicano está relacionado con un aumento en el ritmo de crecimiento de la producción manufacturera estadounidense y con una mejoría en la confianza del consumidor norteamericano. Esto muestra que los principales riesgos de desaceleración de la economía estadounidense han comenzado a mejorar. Lo que guarda una estrecha relación con la industria de México y tiene una repercusión positiva en la actividad productiva del país.

Ernesto Acevedo, miembro del Comité Nacional del Indicador IMEF, ha expresado que la mayor demanda de bienes duraderos en EEUU ha beneficiado a México. Según Acevedo, existe un vínculo estrecho entre esos pedidos y el tipo de producción en el que se han especializado las plantas de producción mexicanas.

Por su parte, Lorena Domínguez, presidenta del Comité Nacional del Indicador IMEF, ha destacado el aumento de la demanda de automóviles y electrodomésticos en el mercado estadounidense como impulsor de la industria de México.

Durante los nueve primeros meses del año, México exportó automóviles por un valor de 16.612 millones de dólares (12.462 millones de euros), lo que supone un alza del 71,6% respecto al mismo periodo del año anterior. La demanda de televisiones ha experimentado un incremento del 17,5% en este periodo hasta los 14.679 millones de dólares (11.012 millones de euros) y la de los aparatos de telefonía se ha incrementado en un 11,6%, hasta los 13.394 millones de dólares (10.048 millones de euros).

Además, según el informe del IMEF, la demanda interna mexicana mejora, aunque de una forma moderada. La principal razón para este incremento en el consumo interno del país es la recuperación del empleo formal. De acuerdo a las cifras publicadas por el Instituto Mexicano de la Seguridad Social, la afiliación de trabajadores durante el mes de noviembre experimentó un incremento de más de 111.000 personas. Esto representa que en lo que llevamos de año se han creado 962.000 nuevos empleos, el máximo aumento durante los once primeros meses del año desde que se tienen registros.

Respecto al indicador IMEF No Manufacturero, que mide la actividad económica registrada en el sector servicios, el avance registrado en noviembre fue de 1,3 puntos respecto al mes anterior, hasta llegar a los 53,5 puntos, el segundo mayor nivel en 35 meses, de acuerdo con el informe publicado por el organismo. Según el informe del IMEF, este crecimiento sugiere una mejora de las condiciones de la demanda interna. Además, el organismo considera que el dinamismo del sector exportador se contagia de forma gradual al resto de la economía a través de los distintos eslabones productivos y mediante un incremento en la demanda de servicios.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA