El petróleo ayuda a Ecuador a sumarse a la bonanza económica de América Latina

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La economía ecuatoriana tiene una nueva oportunidad para sumarse a la ola de crecimiento económico que impulsa Latinoamérica. Eso, al menos, se desprende de la decisión de la agencia Moody´s, de mejorar la calificación de solvencia del país andino (desde Caa3 a Caa2). El precio del petróleo, que se mueve en torno a los 100 dólares (73 euros) en la actualidad, así como los nuevos contratos ventajosos para el Estado que el Gobierno de Correa «obligo» a firmar a las petroleras internacionales que operan en el país, proporcionará ingresos a las arcas públicas para hacer frente al abultado déficit. La economía ecuatoriana tiene una nueva oportunidad para sumarse a la ola de crecimiento económico que impulsa Latinoamérica. Eso, al menos, se desprende de la decisión de la agencia Moody´s, de mejorar la calificación de solvencia del país andino (desde Caa3 a Caa2). El precio del petróleo, que se mueve en torno a los 100 dólares (73 euros) en la actualidad, así como los nuevos contratos ventajosos para el Estado que el Gobierno de Correa «obligo» a firmar a las petroleras internacionales que operan en el país, proporcionará ingresos a las arcas públicas para hacer frente al abultado déficit.

Moody´s, cuyo principal accionista es el multimillonario Warren Buffet, ha dejado la nota de Ecuador en moneda extranjera en el Caa2, el cuarto nivel más bajo de la escala de calificaciones de la agencia. Pese a que para la agencia, según esta nota, invertir en deuda ecuatoriana sigue teniendo su riesgo, lo cierto es que esta mejora y los argumentos esgrimidos permiten un pequeño respiro al país andino y dan valor a la buena marcha de su economía.

Patricio Durán, economista de la casa de valores Fiduvalor y ex presidente de la Bolsa de Quito, considera que los argumentos empleados por Moody´s para elevar la calificación de la deuda de Ecuador son correctos. En declaraciones a Americaeconomica.com, ha explicado que “la realidad económica del país, así como el esfuerzo que la economía ecuatoriana tiene que hacer para hacer frente a la deuda es apenas del 15% del PIB nacional, algo asumible.”

“La crisis en los países árabes, pese a que la OPEP dice que puede subir su producción, van a hacer subir más el precios del petróleo. El presupuesto del Estado para 2011 de Ecuador se hizo sobre una previsión de 75 dólares por barril Brent. Ahora mismo alcanza los 100 dólares, por lo que el Gobierno tiene margen para maniobrar” considera Durán.

Lo cierto es que el país cuenta con algunos datos macroeconómicos en 2010 que crean cierta incertidumbre. El elevado déficit fiscal contrasta, sin embargo, con una inflación controlada, próxima al 2%, y previsiones para este año de alza del turismo o un crecimiento del PIB sostenido. A su vez, tal y como asegura el ex presidente de la Bolsa de Quito, el Gobierno va mejorando paulatinamente su relación con las multilaterales de crédito.

“Ecuador está mejorando la relación con el Banco Interamericano de Desarrollo, con la Confederación Andina de Fomento y el Banco Mundial. Después de que en 2008 el Gobierno paralizara el pago de la deuda y obligara a los tenedores de deuda a aceptar un acuerdo de pago, la relación con estas entidades quedó bloqueada. Ahora podría volver a solicitar créditos, lo que mejora la capacidad de movimiento” ha asegurado Durán.

El presupuesto de Ecuador del 2011 expresa que el Gobierno va a pedir 5.400 millones de dólares en el año que viene. Se espera que alrededor de 3.900 millones de dólares provengan de acreedores bilaterales como China, prestamistas multilaterales y quizás del mercado global de bonos, al que no acude desde hace 10 años.

Ecuador, que obligó a las compañías petroleras que operaban en el país a renegociar los contratos de explotación y venta de petróleo, obtendrá en adelante un mayor rendimiento de sus reservas. Con los precios del petróleo en los números actuales, las ganancias ayudarán a cubrir parte del déficit fiscal. Por otra parte, la financiación externa tampoco parece que vaya a ser un problema después de que Moody´s haya mejorado el rating de la deuda externa.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA