El Banco Mundial propone recuperar el patrón oro para acabar con la guerra de divisas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

En plena guerra del mercado de divisas y unos días antes de que dé comienzo la cumbre del G-20 en Seúl, el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, ha propuesto a las grandes economías que vuelvan a adoptar el patrón oro como referencia para las paridades de sus monedas. En plena guerra del mercado de divisas y unos días antes de que dé comienzo la cumbre del G-20 en Seúl, el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, ha propuesto a las grandes economías que vuelvan a adoptar el patrón oro como referencia para las paridades de sus monedas.

Zoellick, quien se encuentra en el cargo desde 2007, afirma en un artículo en Financial Times que es necesario establecer un nuevo sistema de divisas flotantes, al que él denomina ‘Bretton Woods II’, para que sustituya al actual, en vigor desde que el régimen de tipos de cambios fijos quebró en 1971. En él, deberían estar el dólar, el euro, el yen, la libra y el yuan chino «que avance hacia su «internacionalización» y desemboque en una «cuenta de capital abierta».

Sus opiniones reflejan las inquietudes con el sistema internacional. EEUU y otras naciones han denunciado las persistentes intervenciones de China para mantener débil su moneda, algo que contribuye a agravar los desequilibrios en las balanzas comerciales y que distorsiona los mercado de capital.

Con toda probabilidad, las tensiones volverán a plasmarse una vez más este fin de semana en la reunión de los jefes de Gobierno del G-20 en Corea del Sur. Además, el último plan de estímulo aprobado en EEUU también se ha topado con una oposición generalizada. Wolfgang Schäuble, ministro de Finanzas de Alemania, ha elevado la temperatura al afirmar que el modelo económico de EEUU se dirige a una “crisis profunda” y al criticar la decisión de la Reserva Federal de inyectar otros 600.000 millones de dólares extra en los mercados financieros.

“No es coherente que los estadounidenses acusen a China de manipulación en los tipos de cambio y al mismo tiempo presionar a la baja al dólar artificialmente con la ayuda de su banco central”, ha indicado Schäuble.

Aunque ha habido llamamientos ocasionales a favor del regreso al patrón oro, la mayoría de responsables políticos y expertos no lo considera aconsejable porque podría conducir a una política monetaria muy rígida que podría afectar negativamente al crecimiento y al empleo.

Este modelo se instauró en julio de 1944, en el complejo hotelero Bretton Woods, (Nueva Hampshire, EEUU), de ahí el nombre por el que se le conoce. Entonces se establecieron las reglas para las relaciones comerciales y financieras entre los países más industrializados del mundo. En él se decidió la creación del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA