Ecuador se despide de la presidencia de la OPEP con el barril de crudo a 90 dólares

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Wilson Pastor, el ministro de Energía de Ecuador, deja la presidencia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) cuando el barril de crudo ronda los 90 dólares(68 euros). Cuando Ecuador asumió la presidencia de la organización, hace un año, entre sus planes destacaba un rango de precios ideal para el crudo que oscilase en torno a los 90 dólares. Este ha sido, precisamente, uno de los pilares centrales de la reunión que se ha celebrado durante este fin de semana en la capital del país centroamericano, Quito, debido a la preocupación que sienten los países miembros de la OPEP hacia una revalorización del barril de petróleo, que podría llegar a los 100 dólares (75,57 euros). Wilson Pastor, el ministro de Energía de Ecuador, deja la presidencia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) cuando el barril de crudo ronda los 90 dólares(68 euros). Cuando Ecuador asumió la presidencia de la organización, hace un año, entre sus planes destacaba un rango de precios ideal para el crudo que oscilase en torno a los 90 dólares. Este ha sido, precisamente, uno de los pilares centrales de la reunión que se ha celebrado durante este fin de semana en la capital del país centroamericano, Quito, debido a la preocupación que sienten los países miembros de la OPEP hacia una revalorización del barril de petróleo, que podría llegar a los 100 dólares (75,57 euros).

Durante 2010, el petróleo ha fluctuado entre los 75 y los 85 dólares (entre los 56,58 y los 64,24 euros), un rango de precios que los países miembros de la OPEP consideran apropiado. Sin embargo, durante la semana pasada el crudo llegó a un precio récord desde el año 2008. El viernes, el crudo cerró a 87,79 dólares (66,35 euros), después de tocar un máximo de 90,76 dólares (68,59 euros) a comienzos de esa semana. Los ministros de la OPEP consideran que unos precios demasiado altos no ayudarán en el medio y largo plazo y podría afectar a la demanda, tal y como sucedió hace dos años. En el 2008, el precio del barril de crudo llegó a los 147 dólares (111,01 euros al cambio actual), lo que perjudicó a la demanda y en consecuencia la recesión económica envió a los precios del petróleo a mínimos de 33 dólares (24,94 euros).

Según la opinión de los analistas consultados por este diario, la subida del crudo está apuntalada por una recuperación económica más enérgica de lo previsto y un aumento de la demanda de energía en China, India y EEUU, principalmente. Las previsiones apuntan a que la demanda en el 2011 se situará entre los 1,2 y los 1,4 millones de barriles diarios.

Es por esto por lo que, si el precio del barril llegara de forma estable a los 90 dólares (68,02 euros), los países miembros de la OPEP podrían convocar una reunión extraordinaria antes de la próxima cita prevista, el 2 de julio de 2011. Para entonces, ya Irán ocupará la presidencia de la organización.

Sin embargo, según los analistas internacionales el precio del petróleo durante el año que viene estará de acuerdo con lo que los países de la OPEP estiman, que se sitúa en torno a los 80 dólares (60,46 euros). Patricio Durán, analista de la firma ecuatoriana Fiduvalor, considera que “es por esta estimación de precios, más bien altos, por lo que los países miembros de la OPEP han decidido mantener la cuota de producción que establecieron hace dos años”.

En efecto, los ministros de las doce naciones que conforman la OPEP han decidido dejar intactos la cuota de producción establecida en diciembre de 2009, que apunta a una producción de 24,84 millones de barriles al día. Según afirmó el ministro de Petróleo iraní, Massoud Mirkazemi, “de acuerdo con la situación del mercado y la recesión económica, la previsión es que no habrá cambios en las cuotas y la producción no será incrementada”.

Los analistas consultados por Americaeconomica.com han confirmado que la OPEP ha tomado su decisión de mantener intactas sus cuotas de producción, precisamente, para que el precio del crudo no se incremente durante 2011. Es una buena decisión, porque si la organización dejara libre el aumento de los precios, éstos subirían y eso afectaría directamente a la recuperación económica.

En efecto, los doce países miembros consideran que el suministro actual de mercado es el apropiado y que la inestabilidad del clima económico mundial podría distorsionar la demanda durante 2011, lo cual impactaría en los precios del barril de petróleo.

La OPEP, que reúne a doce países del mundo productores y exportadores de petróleo, representa alrededor del 43% de la producción mundial de crudo y el 75% de las reservas. La oferta del organismo ronda los 32 millones de barriles diarios, mientras que la demanda global es de 85,9 millones de barriles cada día, aunque según las estimaciones subirá a 87,1 millones de barriles por día durante el año que viene.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA