Dilma Rousseff promete trabajar para que haya rebajas en el tipo de interés de referencia

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La nueva presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha anunciado que pretende contribuir a que el Banco Central pueda reducir el tipo de interés de referencia a través de una disminución de la deuda del país. Rousseff ha confirmado que su intención es que las tasas caigan desde el actual 6% hasta el 2%. La nueva presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha anunciado que pretende contribuir a que el Banco Central pueda reducir el tipo de interés de referencia a través de una disminución de la deuda del país. Rousseff ha confirmado que su intención es que las tasas caigan desde el actual 6% hasta el 2%. La tasa, señalada como una de las principales trabas para el crecimiento del país, figura entre las mayores del mundo en términos reales.

«Las tasas de intereses apenas bajarán si conseguimos mantener la trayectoria de reducción de la deuda pública del país», ha afirmado Rousseff, quien el domingo fue elegida como primera presidenta en la historia del país. De esta manera, ha indicado que su objetivo es reducir la deuda neta del 42% actual del Producto Interior Bruto (PIB), hasta el 38%.

Para conseguir este objetivo, la nueva presidenta ha agregado que será necesario proseguir la política adoptada por el actual jefe de Estado y su mentor político, Luiz Inácio Lula da Silva, que consiguió reducir la deuda pública del equivalente al 60% del PIB en 2003 a cerca del 42% de la misma macromagnitud en la actualidad.

«En cuanto mas consigamos reducir esa relación entre la deuda pública y el producto, mas condiciones tendremos de reducir los tipos. Mi intención es proseguir esa reducción de forma gradual y sustentable», ha afirmado Rousseff.

Los elevados tipos, además de encarecer el crédito al productor y al consumidor, vienen atrayendo capitales golondrina extranjeros, lo que ha provocado una apreciación del real frente al dólar y una reducción de la competitividad de las exportaciones brasileñas.

Respecto al futuro económico brasileño, la ex ministra ha indicado que mantendrá las tres bases que garantizan la actual estabilidad económica: “inflación bajo control, gasto público bajo control y régimen de cambio fluctuante”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA