Colombia negocia con China la construcción de una alternativa terrestre al Canal de Panamá

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las conversaciones están muy avanzadas. Eso al menos es lo que ha asegurado el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, después de que el diario Financial Times informara sobre las negociaciones que Colombia mantiene con China para la financiación de un canal seco, una vía ferroviaria que conecte el Atlántico con el Pacífico, para el transporte de mercancías. El interés del gigante asiático en las materias primas latinoamericanas podría acelerar el proceso. Las conversaciones están muy avanzadas. Eso al menos es lo que ha asegurado el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, después de que el diario Financial Times informara sobre las negociaciones que Colombia mantiene con China para la financiación de un canal seco, una vía ferroviaria que conecte el Atlántico con el Pacífico, para el transporte de mercancías. El interés del gigante asiático en las materias primas latinoamericanas podría acelerar el proceso.

El canal seco, llamado así por contraposición con el Canal de Panamá (basado en esclusas y diques de agua) con el que tendría que competir, es una antigua pretensión colombiana de la que se viene hablando desde hace más de 50 años. Según los datos que han trascendido, la vía ferroviaria tendría una longitud de 220 kilómetros que unirían las costas del Atlántico y el Pacifico. Por el momento, se desconoce la ruta concreta que cubriría, pero se han estudiado 25 alternativas.

El presidente colombiano confirmaba la existencia de las negociaciones con China después de que la información haya sido publicada en el diario Financial Times. Juan Manuel Santos ha asegurado que las discusiones marchan bien pese a preferir «no crear falsas expectativas». El interés de China, que al parecer financiaría la construcción de la vía ferroviaria, estribaría en el transporte de materias primas, principalmente carbón, desde varios puntos de América Latina hacia el Pacifico, donde sería embarcado en dirección a la propia China.

El gigante asiático busca, a su vez, un mejor acceso de sus productos en el Atlántico. Pese a que está tomando cuerpo, el de Colombia no sería el único proyecto de este tipo que se ha valorado. Hay proyectos similares en Costa Rica, Nicaragua u Honduras. En México, aunque ya existe un corredor ferroviario entre las dos costas, el movimiento de carga es poco significativo frente al principal rival de Panamá, que es el canal seco que une Los Ángeles y Chicago.

Esta última vía ferroviaria, la que recorre EEUU, ha superado en los últimos años al Canal de Panamá en cuanto a las toneladas de mercancías transportadas. La viabilidad de un proyecto similar en Colombia, por tanto, está demostrada. Los 80 kilómetros de esclusas y diques del Canal de Panamá ralentizan el transito, algo que el tren, que no realiza paradas, no haría. Por este motivo, y con una disposición geográfica muy similar a la del Canal, la vía ferroviaria colombiana, que contaría además con el apoyo de la segunda economía mundial y sus productos, tiene todos los visos de ser rentable.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA