Colombia cierra un acuerdo de promoción de inversiones con Japón

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Juan Manuel Santos ha firmado un Acuerdo de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones (Appri) con su homólogo japonés, Naoto Kan. En declaraciones de los analistas consultados por Americaeconomica.com, este acuerdo se enmarca dentro de la pretensión del gobierno colombiano de diversificar sus fuentes de inversión y el destino de sus exportaciones. Este acuerdo se complementa con otros seis que tiene el gobierno de Colombia en proceso de negociación y los tres que ya están puestos en marcha, correspondientes a Perú, España y Suecia. Juan Manuel Santos ha firmado un Acuerdo de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones (Appri) con su homólogo japonés, Naoto Kan. En declaraciones de los analistas consultados por Americaeconomica.com, este acuerdo se enmarca dentro de la pretensión del gobierno colombiano de diversificar sus fuentes de inversión y el destino de sus exportaciones. Este acuerdo se complementa con otros seis que tiene el gobierno de Colombia en proceso de negociación y los tres que ya están puestos en marcha, correspondientes a Perú, España y Suecia.

El Appri establece un marco jurídico transparente para la promoción y protección de los flujos de Inversión Extranjera Directa entre ambos países, dentro de los estándares reconocidos por el derecho internacional. Mediante este acuerdo, Japón da al inversor colombiano el mismo trato que le otorga al japonés, y viceversa.

El tratado también prevé compromisos como el de otorgar trato de nación más favorecida, y la prohibición de expropiación sin compensación justa. Además, garantiza la libertad de transferencias para que los inversores puedan remitir sus utilidades con la salvaguarda de las potestades de las autoridades monetarias. Por último, incluye disposiciones sobre resolución de controversias entre el inversor y el Estado, y en caso de que esto suceda, existe la posibilidad de acudir al arbitraje internacional.

Según declaró el ministro de Comercio, Industria y Turismo del país latinoamericano, Sergio Díaz Granados, el Appri con Japón “es uno de los más importantes que ha logrado Colombia porque, además de abrir el camino a un acuerdo de complementación económica con Japón, afianza la relación con el Asia Pacífico”, región que será prioritaria en la agenda comercial a desarrollarse en los próximos cuatro años.

José Fernando Restrepo, director de Investigaciones Económicas de la casa de análisis colombiana Interbolsa, ha comentado que este acuerdo es muy importante porque “Japón es uno de los principales socios comerciales de Colombia”. La importancia del convenio para Japón radica en que el país latinoamericano es uno de los principales destinos de sus exportaciones y, además, una importante fuente de sus importaciones, basadas en la maquinaria, la pesca, la manufactura y la industria automotriz.

Entre el 2000 y el 2009, Japón ha invertido en Colombia un total de 84,3 millones de dólares (63,9 millones de euros), lo que le convierte en el primer país inversor del bloque Asia Pacífico. Región ésta que, como decíamos, es prioritaria para la agenda comercial colombiana. Durante los nueve primeros años del siglo, la cifra total de flujos de inversión extranjera directa a Colombia de esta zona del mundo sumó 190,7 millones de dólares (144,5 millones de euros).

Este convenio de promoción de inversiones se suma a los otros seis que ya negocia el gobierno colombiano y a los tres que ya están puestos en marcha. Juan Manuel Santos discute en la actualidad los trámites internos de aprobación para entrar en vigencia de seis Appri con China, India, Corea del Sur, Reino Unido y Kuwait, además de una profundización en el tratado que ya tiene con Perú. Este impulso a los acuerdos está encaminado a cumplir con una meta del gobierno colombiano destinada a llegar a flujos de inversión por 13.200 millones de dólares (10.006 millones de euros) hacia el año 2014.

Según la opinión de los analistas consultados por esta publicación, estos acuerdos permiten que el comercio colombiano tenga una menor dependencia hacia sus exportaciones tradicionales, como el petróleo, el café, el carbón y el níquel, entre otros productos. También facilita al país alejarse de sus socios comerciales tradicionales, como eran EEUU y Venezuela, para establecer una mayor con la región asiática.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA