Chávez agradece a la banca venezolana su colaboración para solucionar el problema de la vivienda

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Hugo Chávez, está contento con el resultado de su amenaza de expropiación del Banco Provincial, la filial en el país del BBVA español. Después de asegurar que «ha servido para algo», el mandatario ha aplaudido las declaraciones del presidente de la Asociación Bancaria de Venezuela, Juan Carlos Escotet, y el comunicado de prensa de la entidad inicialmente amenaza, que se han comprometido a trabajar con el Gobierno para resolver el problema de la vivienda en el país. Hugo Chávez, está contento con el resultado de su amenaza de expropiación del Banco Provincial, la filial en el país del BBVA español. Después de asegurar que «ha servido para algo», el mandatario ha aplaudido las declaraciones del presidente de la Asociación Bancaria de Venezuela, Juan Carlos Escotet, y el comunicado de prensa de la entidad inicialmente amenaza, que se han comprometido a trabajar con el Gobierno para resolver el problema de la vivienda en el país.

Durante una alocución desde la Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos (Pdval) de San José de Cotiza, el presidente venezolano ha valorado positivamente la buena voluntad de la banca privada de unirse al esfuerzo de la ejecutiva para combatir el déficit habitacional que sufre el país. Después de que Juan Carlos Escotet, presidente de la Asociación Bancaria de Venezuela (ABV), anunciara el compromiso de la banca de asumir los costos de concluir los complejos habitacionales intervenidos en noviembre pasado por el gobierno nacional, Chávez tendió su mano. «Me alegro mucho. Aquí está esta mano, Escotet, vamos a trabajar», aseguró.

Posteriormente, el mandatario bolivariano hizo referencia a la conversación televisada mantenida con el presidente del Banco Provincial, filial del BBVA en Venezuela, Pedro González. En la misma, Chávez recriminaba a ejecutivo, al que no se podía escuchar en directo, que su banco no hubiese otorgado créditos, como marca la ley, a un grupo de ciudadanos que intentan construir una vivienda por la que fueron estafados por la constructora. Tras asegurar que el banco estaba infringiendo la ley, el presidente bolivariano pidió que le vendiera la entidad y amenazó con expropiarla.

La entidad privada aceptaba, después de esta conversación, reunirse con las personas que denunciaban no haber recibido el crédito y anunciaba que les ayudaría a continuar con el proyecto. A continuación, uniéndose a la Asociación Bancaria Venezolana, el Banco Provincial se ofrecía a colaborar con el Gobierno venezolano en su batalla contra el déficit habitacional. Chávez lo tenía claro. «Para algo sirvió esa llamada al presidente del Banco Provincial [Pedro Rodríguez]», ha asegurado.

Sin embargo, a pesar de este buen ambiente, en medios próximos al sector bancario latinoamericano, se ha extendido una cierta sospecha de que, podría ser que, el entorno del presidente Chávez piensa convertir al Banco Provincial en un generosísimo financiador del programa de viviendas sociales en el que está pensando el presidente venezolano. Dicho plan, que anunció después de caer derrotado en las elecciones a la Asamblea Nacional de septiembre de 2010 como promesa estrella, no ha podido llevarse a cabo por diversos motivos relacionados con estafas y corrupciones dentro del sector de la construcción.

En estos mismos medios se asegura que, quizás, la estrategia podría completarse iniciando una nacionalización del Banco una vez que el Provincial tuviera en sus balances esos activos dudosas, es decir, las hipotecas que muchos venezolanos no van a ser capaces de pagar. Por supuesto, del precio final de la expropiación se descontaría el impacto sobre el valor de la entidad financiera esa mala inversión “orientada”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA