CAF estudiará el impacto medioambiental de los proyectos que financie

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de la Corporación Andina de Fomento (CAF), Enrique García, ha salido a defender la integridad de la institución frente a la polémica que han suscitado los decretos de urgencia 001 y 002, cuestionados por exonerar supuestamente a las empresas del estudio del impacto ambiental. El presidente de la Corporación ha afirmado que el análisis ambiental es un requisito para que el organismo financiero multilateral invierta en el proyecto de un país. El presidente de la Corporación Andina de Fomento (CAF), Enrique García, ha salido a defender la integridad de la institución frente a la polémica que han suscitado los decretos de urgencia 001 y 002, cuestionados por exonerar supuestamente a las empresas del estudio del impacto ambiental. El presidente de la Corporación ha afirmado que el análisis ambiental es un requisito para que el organismo financiero multilateral invierta en el proyecto de un país.

Durante una entrevista radiofónica de Radio Programas del Perú (RPP), Enrique García informó que no existe entidad que preste dinero a una empresa o país sin que se aporte el estudio del impacto que supone el proyecto para el medio ambiente y afirmó que cuando se evalúa un proyecto se centran no sólo en la viabilidad técnica y financiera sino también ambiental.

Sin embargo, se permite el inicio de los trámites burocráticos sin que esté finalizado el análisis entorno, ya que la normativa exige la contratación de expertos acreditados para la elaboración de estos estudios, lo que supone un gasto millonario. Una facilidad, aclaró, que no dispensa al proyecto de la licencia socio ambiental.

El pasado mes de enero el Gobierno peruano promulgó el Decreto de Urgencia 001-2011 y 002-2011 para facilitar el desarrollo de 33 procesos de inversión en el país. Estas medidas permitieron concesiones administrativas a proyectos, entre los que se encuentran centrales hidroeléctricas, sin aportar un estudio ambiental.

Esta decisión ha sido fuertemente criticada por considerar que reducen los informes medioambientales a una mera formalida

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA