BBVA asegura que no abandonará Venezuela

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Banco Provincial, filial de BBVA en Venezuela, ha reiterado su “compromiso de permanencia en el país y de apoyo al progreso de la sociedad venezolana”, después de que el presidente, Hugo Chávez, amenazara a la entidad con nacionalizarla. A las sucursales del banco, que cuenta con la empresa Polar entre sus accionistas, acudieron ayer multitud de clientes a retirar su dinero, situación que parece haberse terminado hoy. abandonará Banco Provincial, filial de BBVA en Venezuela, ha reiterado su “compromiso de permanencia en el país y de apoyo al progreso de la sociedad venezolana”, después de que el presidente, Hugo Chávez, amenazara a la entidad con nacionalizarla. A las sucursales del banco, que cuenta con la empresa Polar entre sus accionistas, acudieron ayer multitud de clientes a retirar su dinero, situación que parece haberse terminado hoy.

En un comunicado, Banco Provincial “reitera a sus clientes, accionistas, empleados, relacionados y la sociedad en general, su total apego al cumplimiento de las leyes y normativas vigentes”, y recuerda que al cierre de 2010, “otorgó créditos con recursos propios a 3.256 familias, a las cuales se apoyó en su meta de adquirir una vivienda principal”. “Adicionalmente, se aprobaron 1.670 solicitudes en colaboración con el Banco Nacional de Vivienda Hábitat”.

El presidente venezolano, durante una reunión, televisada en directo, con personas que llevan hasta 5 años a la espera de recibir una vivienda, recibió sin embargo la queja de una de las asistentes, que aseguraba que el Banco Provincial había rechazado una petición para un crédito. Acto seguido, el mandatario, Hugo Chávez, realizó una llamada al presidente de la entidad filial del banco español BBVA, Pedro Rodríguez.

Tras recordarle que, según una ley, estaba obligado a otorgar créditos y rechazar que la voz del directivo del Banco Provincial fuese escuchada en directo y por televisión, Chávez amenazó con expropiar la entidad si no cumplía con las leyes. En consecuencia, cientos de clientes acudieron, ante el riesgo de perder sus ingresos, a retirar el dinero que poseían en la cuenta, lo que supuso un perjuicio para la entidad.

El Banco Provincial, según datos aportados por el economista Asdrúbal Oliveros, estaría valorado en alrededor de 1.200 millones de dólares, una suma de dinero que el Estado venezolano, que sufre un déficit fiscal galopante, no podría afrontar. Sin embargo, el pánico creció de inmediato y Twitter, red social que la oposición política ha hecho su punto de reunión, se inundó de mensajes en contra del Gobierno y la posible expropiación.

El presidente Chávez volvió a salir a los medios de comunicación por la tarde para culpar a la propia oposición de la situación creada con el Banco Provincial. La entidad se identifica a si misma como el tercer banco del país y cuenta con ganancias anuales próximas a los 40.000 millones de bolívares (6.800 millones de euros).

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA