Banco Santander logra ya un 42% de sus beneficios en Latinoamérica

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La diversificación volvió a ser una de las principales bazas del Santander, que cerró los nueve primeros meses del año con un beneficio de 8.386 millones de dólares (6.080 millones de euros), un 9,8% menos que en el mismo período del año pasado. Latinoamérica, y en especial Brasil, se labró de nuevo un papel protagonista, con unas ganancias en la región que alcanzaron los 4.803 millones de dólares (3.482 millones de euros), un 42% del total del grupo bancario. La diversificación volvió a ser una de las principales bazas del Santander, que cerró los nueve primeros meses del año con un beneficio de 8.386 millones de dólares (6.080 millones de euros), un 9,8% menos que en el mismo período del año pasado. Latinoamérica, y en especial Brasil, se labró de nuevo un papel protagonista, con unas ganancias en la región que alcanzaron los 4.803 millones de dólares (3.482 millones de euros), un 42% del total del grupo bancario.

Santander Brasil aportó al banco español un beneficio récord de 2.867 millones de dólares (2.079 millones de euros), un 31% más que en los nueve primeros meses de 2009. En el país, los créditos aumentaron un 29% y los depósitos un 25%. Aparte de Brasil, Chile aportó 677 millones de dólares (491 millones de euros), un incremento del 26%, y México 660 millones de dólares (479 millones de euros), que representan una subida del 36% en euros.

Banco Santander cerró los nueve primeros meses del año con un beneficio de 8.386 millones de dólares (6.080 millones de euros) después de que la entidad haya decidido aplicar la nueva circular del Banco de España sobre provisiones “de manera muy conservadora” y sin “liberar” las provisiones genéricas. Según ha destacado Alfredo Sáenz, consejero delegado del Santander, excluyendo este impacto el beneficio recurrente alcanzó los 9.037 millones de dólares (6.552 millones de euros), un 2,8% menos que en 2009.

Según ha explicado el consejero delegado, el impacto neto de la nueva circular asciende a 651 millones (472 millones de euros), que se han decidido “cargar contra la cuenta de resultados”, después de que la entidad, “siguiendo criterios de máxima prudencia”, haya decidido “no liberar provisiones por inmuebles y mantener el conjunto de la cartera de inmuebles adquiridos y adjudicados con una dotación equivalente al 30% del valor de tasación de los mismos”.

Según ha explicado Alfredo Sáenz, la nueva normativa sobre calendario de provisiones para insolvencias implica incrementar las dotaciones en 955 millones de dólares (693 millones de euros), mientras que los nuevos criterios de provisiones por inmuebles habrían permitido a la entidad liberar dotaciones por importe de 1000 millones (725 millones). La cuenta implica que si la circular se hubiera aplicado literalmente, habría tenido un impacto positivo en la cuenta de resultados del banco presidido por Emilio Botín de 44 millones de dólares (32 millones de euros).

En la misma línea, Banco Santander realizó provisiones para insolvencias por valor de 12.513 millones de dólares (9.072 millones de euros), un 8% más, a pesar de que las entradas netas en mora cayeron durante el tercer trimestre.

El gigante bancario español cerró septiembre con una tasa de morosidad del 3,42%, una de las más bajas del sector, y con una cobertura del 75%, dos puntos por encima de la alcanzada hace un año. Sáenz, que ha señalado que en el negocio en España la mora se situó en el 3,88%, ha avisado de que, debido a la situación económica del país, hasta mediados de 2011 la morosidad no alcanzará su techo. No obstante, las alzas en los dudosos serán más “ligeras” que las registradas hasta el momento.

El banco siguió además reforzando su posición de liquidez, con un volumen de recursos captados durante el ejercicio de 186.494 millones de dólares (135.200 millones de euros), de los que 130.076 millones (94.300 millones) corresponden a los depósitos minoristas. Sáenz, que ha reconocido que el Santander ha sido “el primer gran banco” en entrar en la guerra del pasivo, no ha querido desvelar si la entidad realizará en el futuro una campaña similar a la lanzada en primavera, cuando llegó a ofrecer depósitos con rentabilidades del 4,5%.

Otra de las prioridades del banco presidido por Emilio Botín ha sido reforzar los ratios de solvencia, con un Tier 1 que alcanzó a septiembre el 9,7% y un core capital del 8,5%, frente al 9,2% y al 7,7% en el que ambos se situaban respectivamente hace un año. Para 2011, en el que no están previstas nuevas adquisiciones que pudieran impactar sobre el capital, el banco espera alcanzar y superar un core capital del 9%, según ha confirmado Sáenz.

El consejero delegado ha confirmado además que en la primera mitad del año la entidad tiene intención de sacar a Bolsa parte de su filial en Reino Unido, aunque la operación está aún muy inmadura. De hecho, aún no ha contratado a ningún banco de inversión como consejero. El 18% del beneficio del Santander en los nueve primeros meses del año procedió de sus negocios en el Reino Unido, según las cifras publicadas hoy. Santander UK obtuvo unas ganancias hasta septiembre de 2.114 millones de dólares (1.533 millones de euros), un 17% más que en 2009, tras haber logrado ganar cuota de mercado. La filial creció un 7% en créditos y un 13% en depósitos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA