La CAF se abre a la financiación de pequeños proyectos de energía limpia en América Latina

La Corporación Andina de Fomento (CAF) ha creado un programa de financiación de proyectos de pequeña y mediana escala en el sector de las energías limpias y alternativas en Latinoamérica. Las propuestas podrán enviarse directamente al organismo, con lo que se facilita el acceso de este tipo de empresas a dichos ‘créditos’. De esta forma, la institución ha mostrado su preocupación por el cambio climático y se suma a la lista de entidades que luchan por mitigar sus efectos. La Corporación Andina de Fomento (CAF) ha creado un programa de financiación de proyectos de pequeña y mediana escala en el sector de las energías limpias y alternativas en Latinoamérica. Las propuestas podrán enviarse directamente al organismo, con lo que se facilita el acceso de este tipo de empresas a dichos ‘créditos’. De esta forma, la institución ha mostrado su preocupación por el cambio climático y se suma a la lista de entidades que luchan por mitigar sus efectos.

Para tal fin, la CAF ha publicado en su sitio corporativo una sección dedicada al Programa Especial de Financiamiento para Proyectos de Energía Limpia (Propel). El programa promueve la ejecución, como decíamos, de proyectos de pequeña y mediana escala en el sector de energías limpias y alternativas en América Latina. En dicha sección, los interesados podrán consultar las condiciones necesarias y enviar la información de sus propósitos.

Con esta iniciativa, las pequeñas y medianas empresas (‘pymes’) tendrán un mayor acceso a la financiación a largo plazo. Estas compañías normalmente encuentran dificultades ante la escasez de recursos y a la sofisticación y altos costos relacionados con la estructura financiera de los proyectos de este tipo.

El nuevo programa financiará proyectos que utilicen tecnologías renovables comprobadas, tales como la solar, la eólica y el biogás, entre otras. Las inversiones de los mismos deberán alcanzar un importe mínimo de tres millones de dólares (2,31 millones de euros) y nunca podrán superar los 30 millones de dólares (23 millones de euros). Los proyectos presentados podrán ser tanto nuevos como expansiones o rehabilitaciones de instalaciones ya existentes, siempre que sean en Latinoamérica. Además, deben tener las licencias pertinentes o bien aprobadas o bien en trámite de aprobación.

Sin embargo, no es la primera iniciativa que ha realizado la CAF relacionada con la energía renovable. En la última década, la institución ha promocionado la energía alternativa a través de diversos programas que incentivan este tipo de iniciativas. Entre ellos, se encuentran el Programa Latinoamericano del Carbono, Energías Limpias y Alternativas y el Programa de Energía Sostenible.

La CAF es una institución financiera multilateral que apoya el desarrollo sostenible y la integración regional entre los países de la comunidad andina. Su labor es la de suministrar productos y servicios financieros de diverso tipo a una amplia cartera de clientes, constituida ésta por los gobiernos de los Estados accionistas, instituciones financieras y empresas públicas y privadas. Creada en el año, 1970, actualmente la conforman 18 países de América Latina, El Caribe y Europa, así como por 14 bancos privados de la región andina.

Sus principales accionistas son los países andinos Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela. El resto de miembros, un total de doce, son países asociados. Su sede principal se encuentra en Caracas (Venezuela), aunque también posee Oficinas de Representación en ciudades como La Paz (Bolivia), Brasilia (Brasil), Bogotá (Colombia), Quito (Ecuador) y Lima (Perú).

(Visited 1 times, 1 visits today)

Deja un comentario