Desatado

Con la aprobación de la Ley Resorte, que amplia a Internet las sanciones para aquellos medios que “atenten” contra el Estado o la integridad de las personas, Hugo Chávez da otro paso en su afán por dominar el panorama informativo de los venezolanos. A semejanza de lo que ocurre en Cuba, donde las noticias desde exterior son censuradas, o en Irán, que controla incluso el acceso al Twitter de sus ciudadanos, Venezuela retrocede en las libertades democráticas más básicas. Con la aprobación de la Ley Resorte, que amplia a Internet las sanciones para aquellos medios que “atenten” contra el Estado o la integridad de las personas, Hugo Chávez da otro paso en su afán por dominar el panorama informativo de los venezolanos. A semejanza de lo que ocurre en Cuba, donde las noticias desde exterior son censuradas, o en Irán, que controla incluso el acceso al Twitter de sus ciudadanos, Venezuela retrocede en las libertades democráticas más básicas.

A la Ley Resorte deben unírsele una serie de medidas que la Asamblea Nacional, así como el propio Chávez gracias a la Ley Habilitante que le da poderes para gobernar por decreto, han sancionado recientemente. La más significativa de todas ellas tiene que ver con la privación de la libertad de voto para los diputados. Aquellos asambleístas que voten en contra de lo que les marque el partido al que pertenecen, serán expulsados de la Asamblea.

Lo cierto es que aquellos que esperaban, entre los que me encuentro, algo más del chavismo, están viendo refrendados los peores augurios. Lejos de comportarse como un demócrata moderno que pone al servicio del pueblo los bienes del Estado, Chávez demuestra estar más interesado en crear en torno a sí un grupo de países aliados y dependientes y en controlar el país a base de medidas antidemocráticas. La ampliación de la Ley Resorte y la aprobación de la Ley Moradaza son las últimas de estas medidas.

La Ley Mordaza prevé que los medios de comunicación privados puedan convertirse o ser declarados “servicio de interés público», y que requerirán de la habilitación de la estatal Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) para operar. La ampliación de la Ley Resorte incluye que medios que en cualquier soporte difundan mensajes que «promuevan el odio y la intolerancia», inciten al delito, caigan en manipulaciones mediáticas «dirigidas a fomentar zozobra» o «inciten al homicidio» serán objeto de sanciones.

Yon Goicoechea, uno de los opositores al chavismo de que más seguidores disfruta en Twitter, lo tiene claro. “En mi opinión Chávez desea una información restringida como en Irán. Con la nueva ley quiere restringir la entrada al país de informaciones sobre narcotráfico o corrupción. Los medios locales no tratan esas informaciones por miedo e intentará que nadie pueda acceder a ella en el interior de Venezuela” asegura.

Otros, como el editor del diario El Nacional, Miguel Henrique Otero, lo expresa de otra manera. “La búsqueda de la hegemonía comunicacional está en el plan del Gobierno de Venezuela desde hace años. El acoso de los medios nacionales públicos a los privados es continuo”. La estrategia de acoso estaría sustentada en tres pilares según Henrique Otero. “Se han producido más de 1.500 agresiones a periodistas en los últimos años. El Gobierno asegura que son acciones no meditadas. Sin embargo, hay razones para creer que hay una organización detrás de ese acoso”, asegura.

Los medios de información en Venezuela, el derecho a la información de los venezolanos, se está viendo muy dañado con las últimas medidas del presidente Chávez. Sin embargo, esto no está sirviendo para mejorar sus expectativas de voto. Más bien al contrario, los partidos del Gobierno perdieron en las elecciones del 26 de septiembre la mayoría con la que contaban en el Parlamento, algo que Chávez ha intentado subsanar con la aprobación de la Ley Habilitante por un periodo de año y medio.

Según varios analistas a los que ha tenido acceso AmericaEconomica.com, esa pérdida de poder hace temer que las medidas del gobernante para afianzar su control del país se irán recrudeciendo. La aprobación de estas nuevas leyes es un ejemplo. El propio Chávez las anuncia en su perfil de Twitter a Bombo y platillo: “En este momento estoy promulgando la Reforma de la Ley de partidos políticos. En verdad es un Código con una poderosa CargaMoral”, “Y ahora promulgo la Ley de Defensa de la Soberanía política y autodeterminación nacional! Viva la Independencia!!” comenta, como si la aprobación de leyes fuesen ofertas en un mercado.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Deja un comentario