Las diferencias en la fiscalidad frenan la integración de las bolsas de Perú, Colombia y Chile

La integración de las bolsas de Perú, Chile y Colombia no podrá completarse según el calendario inicialmente previsto. Los responsables del mercado de valores de Lima han optado por aplazar su participación en el proyecto hasta que no se resuelvan las diferencias en la fiscalidad aplicada a las ganancias bursátiles que separan ahora a este parqué de los otros dos. La integración de las bolsas de Perú, Chile y Colombia no podrá completarse según el calendario inicialmente previsto. Los responsables del mercado de valores de Lima han optado por aplazar su participación en el proyecto hasta que no se resuelvan las diferencias en la fiscalidad aplicada a las ganancias bursátiles que separan ahora a este parqué de los otros dos.

Roberto Hoyle, presidente de la Bolsa de Valores de Lima, ha puesto como requisito indispensable para la integración de este mercado con los de Colombia y Chile la aprobación de una ley que adecue a las prácticas de los mercados bursátiles internacionales el impuesto sobre la renta que se aplica a las ganancias bursátiles. Esta decisión hará que las bolsas de Chile y Colombia, si bien seguirán adelante con el proceso de integración, tengan que revisar el calendario previsto inicialmente, que establecía que la misma estaría efectiva a principios de enero.

En diciembre de 2009 se aprobó una ley según la cual los inversores que depositan sus finanzas en compañías domiciliadas en un país extranjero deberían pagar un 30% en cuestión de impuestos por las ganancias que obtuvieran por las acciones de dichas compañías. Por su parte, el impuesto que deben pagar las personas que ostentan valores de empresas peruanas es de un 5%. Esta ley haría que la bolsa de Perú no fuera competitiva respecto a la de Colombia y la de Chile, por lo que el país que preside Alan García ha decidido quedarse fuera del acuerdo de integración que uniría a estos tres mercados.

Claudio González, experto de la casa de análisis chilena Tanner Corredores, ha explicado a Americaeconomica.com que “si compras una acción a un precio y la vendes más cara, tienes un impuesto a esa diferencia de precio”. Pero si encima la compañía cuyo título ostenta el inversor tiene su casa matriz en un país extranjero, el impuesto que tiene que pagar es mucho más alto. Tanto la bolsa de Colombia como la de Chile están exentas de este tipo de trabas a las inversiones.

Además, dicho impuesto ha perjudicado considerablemente al mercado peruano. Si bien su rentabilidad es bastante elevada, ésta ha bajado a la mitad durante 2010 frente al año pasado, cuando no existía dicho impuesto. De esta forma, la rentabilidad registrada por la plaza bursátil peruana durante 2009 fue del 202%, mientras que la acumulada a menos de dos semanas de que termine el presente ejercicio es del 55,5%.

Por otra parte, hay un buen número de compañías peruanas que están domiciliadas en Toronto pero que lo único que tienen de canadiense es su casa matriz. Alberto Arispe Bazán, gerente general de la sociedad agente de bolsa peruana Kallpa Securities, ha explicado a esta publicación que “en Perú, existen doce empresas que cotizan en el segmento capital de riesgo. Estas compañías son proyectos de inversión en el sector minero, y no encuentran financiación del sector bancario porque conllevan un riesgo alto. Por lo tanto, estas empresas financian sus proyectos de inversión mediante la emisión y venta de acciones en los mercados de valores”.

Si bien estas firmas son peruanas, “están listadas en Toronto, porque es mucho más fácil inscribirlas primero en ese mercado y luego hacer el doble listado en Lima. Además, el mercado canadiense ha desarrollado un esquema de auditorías y controles que dan seguridad a los inversores”.

Por todos estos motivos, el pasado mes de junio gobierno peruano presentó al Congreso un proyecto de ley que buscaba simplificar la aplicación del impuesto sobre la renta y adecuarla a las prácticas de los mercados bursátiles internacionales. Este proyecto de ley unifica la tasa de impuestos al 5% para todos los inversores y para todo tipo de empresas. Y es una ley cuya aprobación resulta imprescindible, según el presidente de la Bolsa de Valores de Lima, para que Perú pueda entrar en el Mercado Integrado Latinoamericano (Mila) y tenga competitividad respecto a sus contrapartes, Colombia y Chile.

Sin embargo, el año legislativo terminó la semana pasada y el Congreso no ha evaluado dicho proyecto de ley. Ahora la posibilidad es sólo una: que sea la Comisión Permanente del Congreso la que retome la discusión de la ley. Esta Comisión Permanente puede votar y aprobar normas de carácter de urgencia.

Francis Stenning, gerente general de la plaza limeña, señaló que espera que la norma se apruebe antes de fin de año o, de lo contrario, continuará la suspensión de la integración del parqué peruano por todo 2011. Esto supondría una clara desventaja para la plaza bursátil limeña, pues las bolsas vecinas, por su parte, continuarán adelante con su integración.

Roberto Hoyle advirtió que el estancamiento del mencionado proyecto pone en grave riesgo la integración, que permitiría a la bolsa peruana una mayor actividad. Además, Perú iba a ser el país más beneficiado por el Mila, ya que es, de las tres, la bolsa más pequeña. De forma que, de no aprobarse la homologación tributaria, se perderá la posibilidad de atraer más inversiones y de dinamizar el mercado de capitales peruano.

En efecto, en lo que va de año la Bolsa de Valores de Lima ha tenido un volumen de transacción por 4.200 millones de dólares (3.193 millones de euros). Por su parte, la bolsa colombiana ha transado acciones por un total de 25.000 millones de dólares (19.011 millones de euros), y la chilena por 45.000 millones de dólares (34.221 millones de euros).

Por su parte, las bolsas de Colombia y Chile, como decíamos, continuarán adelante con el proceso de integración. Además, los analistas no descartan que Perú finalmente logre solucionar el tema impositivo y participe en el Mila en el año que viene.

Pero, evidentemente, Colombia y Chile sufrirán consecuencias si finalmente esto no sucede y Perú no entra en el Mila. Si bien la salida eventual del mercado peruano no tiene relevancia en cuanto a la liquidez que tendrá el Mila una vez integrado, estos dos países sí pierden la posibilidad de tener un mercado más diversificado.

José Fernando Restrepo, director de Investigaciones Económicas de la firma de análisis colombiana Interbolsa, ha comentado a Americaeconomica.com que “Perú ofrecía al Mila la diversificación en el sector minero, ya que el 60% de su bolsa está copada por compañías de dicho sector”.

Claudio González apoya la visión de Restrepo. “Perú es interesante para el Mila porque tiene muchas compañías relacionadas con el ámbito minero que no existen en Chile. Por lo que daba a los chilenos la posibilidad de comprar acciones muy interesantes de empresas mineras que no pueden comprar en Chile”.

Si bien en Colombia también han empezado a listarse, en los últimos tiempos, muchas compañías del ámbito minero por el boom minero-energético que vive el país, en la bolsa peruana hay históricamente una presencia mayoritaria de compañías de este sector.

Las bolsas de Colombia, Chile y Perú firmaron el pasado mes de noviembre un acuerdo de integración, en lo que sería el denominado Mercado Integrado Latinoamericano, o Mila. Este mercado sería el mayor de los latinoamericanos por número de emisiones, con la cotización de más de 560 firmas, frente a las 406 compañías listadas en México y las 386 en Brasil.

Además, alcanzaría una capitalización bursátil de 614.000 millones de dólares (466.931 millones de euros), el segundo mayor de la región después de Brasil, cuya capitalización asciende a 1,47 billones de dólares (1,11 billones de euros). Su volumen total de negociación llegaría a los 55.000 millones de dólares (41.826 millones de euros) al año, frente a los 1,34 billones de dólares (1,01 billones de euros) que se negocian al año en la plaza brasileña.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Deja un comentario