Empresas Polar y la española Pascual construirán en Venezuela una planta de yogures

El conglomerado alimenticio español Pascual y la agroalimentaria venezolana Polar han anunciado su intención de construir una planta de fabricación de yogures en Venezuela. Con un gasto presupuestado de 104 millones de dólares (75 millones de euros), Pascual entra así en el mercado del país con una aportación en forma de maquinaria, tecnología y asistencia técnica. Los últimos procesos de expropiación de empresas de agroalimentación por parte del Gobierno de Hugo Chávez no han frenado el acuerdo. El conglomerado alimenticio español Pascual y la agroalimentaria venezolana Polar han anunciado su intención de construir una planta de fabricación de yogures de larga duración en Venezuela. Con un gasto presupuestado de 104 millones de dólares (75 millones de euros), Pascual entra así en el mercado del país con una aportación en forma de maquinaria, tecnología y asistencia técnica. Los últimos procesos de expropiación de empresas de agroalimentación por parte del Gobierno de Hugo Chávez no han frenado el acuerdo.

El presidente de Empresas Polar, Lorenzo Mendoza, y el de Grupo Leche Pascual, Tomás Pascual Gómez-Cuétara, firmaron en Caracas (Venezuela) un acuerdo de colaboración para la producción y comercialización de yogures de larga duración. Según fuentes de Pascual, el sector de lo yogures está poco desarrollado en Venezuela a causa de las dificultades climáticas. Sin embargo, la venta de yogures pasteurizados, de larga duración, sería viable porque estos no necesitan ser conservados en frio.

El acuerdo se produce en un contexto de hostilidad para la firma venezolana. El presidente Hugo Chávez ordenó el mes pasado la expropiación de todos los activos de la filial local de la estadounidense Owens Illinois, mayor proveedora de envases de Polar, así como de una planta de fertilizantes donde la firma venezolana tenía una participación. Asimismo, Chávez volvió a amenazar con tomar el control de Polar y acusó a su presidente, Lorenzo Mendoza, de influir en la política interna.

Tanto Pascual como Polar han evitado hacer mención a la situación. Empresas Polar iniciará la construcción de la fábrica a principios del próximo año, previendo el comienzo de la producción en el primer trimestre de 2012. Posteriormente, la empresa venezolana, la mayor empresa alimentaria privada de país, colocará el producto en 40.000 de sus 57.000 puntos de venta, lo que garantiza la cobertura casi total del mercado. La planta será financiada a partes iguales por ambas empresas.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Deja un comentario